La encuesta del CIEP- UCR reflejó un aumento significativo en las valoraciones negativas de la gestión del presidente Carlos Alvarado, aumentando de 20% en abril a 50% este mes de agosto.

Lo mismo ocurrió con el gobierno en general, qué pasó de tener una percepción favorable de un 75%, a caer en un 30% en el más reciente estudio.

Según los diputados de oposición esa percepción “era de esperarse” mientras que en oficialismo aseguran que la situación de incertidumbre generada por la pandemia se refleja en la persona a cargo de tomar las decisiones.

Vea también: Respaldo al presidente Carlos Alvaradovolvió a caer a niveles prepandemia de covid-19

“Esta caída en esta calificación nuevamente, se debe al descontento que tiene la población en que los discursos no se materializaron en acciones y no es de recibo que 6 meses después venga a decirnos que quiere escuchar a los sectores”. Indicó la sub jefa de Liberación Nacional (PLN) Karine Niño.

El sub jefe de la fracción de Restauración Nacional, Melvin Núñez agregó que “el costarricense está pidiendo hace ratos a gritos que lo dejen trabajar y que le permitan ganarse la vida honradamente y no han tenido el apoyo del presidente ni de su gobierno ni de sus ministros”.

Por otro lado, la diputada del Partido Acción Ciudadana, (PAC), Carolina Hidalgo, señaló que las encuestas son una fotografía del momento y que en este contexto es normal que las percepciones cambien. “Está muy relacionado con el contexto de la pandemia, donde es una situación de incertidumbre, que por supuesto les genera inseguridad a las personas y mucho de eso se ve reflejado en gran medida en la persona tomadora de decisiones”.

Lea también: Ticos pesimistas ante el rumbo del país , según encuesta de CIEP

Por otro lado, expertos en materia política y económica aseguran que las renuncias dentro del gabinete, sumado al crecimiento del desempleo suman a esa percepción de incertidumbre en la figura del mandatario que incluso podría repercutir en el mercado internacional.

Para el politólogo Alejandro Barahona, la mala calificación se debe principalmente a la falta de un plan en materia económica y social, similar al que se hizo en salud para hacerle frente a la pandemia. “Tiene que ver con la permanente crítica a que no hay un plan de reactivación o resucitación económica, habrá elementos coyunturales que pueden afectar un poco más pero ciertamente creo que los costarricenses están haciendo un llamado de atención”.

Por su parte el economista Federico Rivera dijo que esta percepción podría generar repercusiones en el mercado internacional. “Si el presidente baja su popularidad, también los entes evaluadores como las calificadoras de riesgo nos van a bajar o nos van a castigar en ese sentido porque están considerando que hay una ingobernabilidad y una mala gestión por tanto es muy riesgoso prestarle a Costa Rica”.

El estudio también señaló que rumbo del país es «negativo» para el 58% de la población. Ahora solo el 16% ve bien el rumbo del país.

Publicidad Aproveche la mejor conexión en Fibra Optica para su empresa con RACSA