La farmacéutica AstraZeneca firmó un acuerdo con la Fundación Carlos Slim de México que permitirá la distribución de la vacuna covid-19 en América Latina.

“Nos llena de enorme satisfacción ser parte de una alianza con socios de América Latina donde nuestro único objetivo es proveer un acceso rápido a la potencial vacuna en México y en toda la región de América Latina”, señaló Sylvia Varela, presidente y directora general de AstraZeneca, México.

México y Argentina serán los encargados de la producción, así lo anunciaron este jueves los mandatarios de ambos países.

“El laboratorio AstraZeneca ha firmado un acuerdo con la Fundación Slim para producir entre 150 y 250 millones de vacunas destinadas a toda Latinoamérica con excepción de Brasil, que van a estar disponibles para el primer semestre de 2021 y se va a distribuir equitativamente entre los países a solicitud de los gobiernos,  dijo Alberto Fernández, presidente de Argentina en rueda de prensa.

Además, el mandatario de este país señaló que este acuerdo permitirá que la vacuna pueda comercializarse a un precio entre los 2 y los 4 dólares.

En caso de resultar exitosa, esta vacuna podría llegar a la región para el primer semestre del 2021, y Costa Rica, mediante el Ministerio de Salud y de la CCSS, podría adquirir las dosis necesarias por medio del Fondo Rotatorio de la Organización Panamericana de la Salud.

Avances de la vacuna

“El que exista un acuerdo para que AztraZeneca dé vacunas para Latinoamérica es una muy buena noticia, es una vacuna segura que ha venido demostrando eficacia y que está en los estudios de fase 3, por lo tanto estamos seguros que es una vacuna adecuada. Obviamente aquí el tema es tener la vacuna, siempre y cuando haya cumplido todos los requisitos científicos y éticos para ofrecer a la población productos de calidad”, explicó María Luisa Ávila, infectóloga costarricense.

Ávila asegura que el tema de las vacunas es una carrera enorme, en donde en este momento hay ocho vacunas en investigación en fase 3. Además, hay dos vacunas, una rusa y otra china, que están en fase de prueba en militares de sus propios países y hay que esperar las publicaciones cientíticas.

Medios internacionales, han informado que esta vacuna que investiga la Universidad de Oxford, junto con AztraZeneca, ya logró estimular dos tipos de inmunidad y los efectos secundarios fueron mínimos, entre ellos, dolor en el lugar de la inyección, fatiga y dolor de cabeza y fiebre.

Publicidad Aproveche la mejor conexión en Fibra Optica para su empresa con RACSA