Duelo de matices en el estadio Da Luz en Portugal, se enfrentaban el París Saint Germain francés del tico Keylor Navas en la puerta y el sorprendente Atalanta de Bérgamo italiano, cuadro revelación del torneo, en términos generales partido sin sobresaltos para el tico que no tuvo muchas oportunidades de figurar. Lamentablemente para él, toda su participación se limitó a ver caer su marco al minuto 27 por intermedio del croata Palisic y aunque debió emplearse a fondo en otras jugadas tampoco el riesgo de ver de nuevo su cabaña reducida a escombros fue mayúsculo, eso sí, sacó una que parecía destino de gol apenas al minuto 10 con gran estirada a su palo izquierdo y otra sobre 15 minutos cuando atajó un cabezazo procedente de un fuera de juego no marcado.

Para el segundo tiempo, el equipo italiano que alaba el nombre de una antigua heroína mitológica griega se refugió en su territorio ante las arremetidas de los parisinos que jugaron con una enorme presión encima tras 25 años de no avanzar a semifinales, eso y la ansiedad de su estrella brasileño Neymar hicieron que el equipo no encontrara por donde concretar, para colmo de males, al minuto 71 Navas pidió el ingreso de los fisioterapeutas del equipo por problemas en un muslo, solo pudo mantenerse 8 minutos más cediendo el puesto al español Sergio Rico.

Cuando ya todo parecía inútil apareció Marquiños para decretar el 1-1 agónico, el alargue sería lo siguiente pero un pase de Mbappé encontró en el corazón del área chica al Camerún Chupo-Motting para la victoria heroíca del PSG que pelea en cada competición de Champions contra sus propios fantasmas.

Los franceses esperarán al ganador de la serie Atlético Madrid-Lepizig y Navas aguardará por el reporte de los médicos en su lesión.

Publicidad Aproveche la mejor conexión en Fibra Optica para su empresa con RACSA