La Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) ya cuenta con los primeros 80 viales de los sueros Anti-SARS-CoV-2 elaborados por el Instituto Clodomiro Picado.

El estudio se realizará con pacientes recién ingresados a los hospitales, ya que estos anticuerpos están diseñados para neutralizar el virus.

“La idea es frenar en seco el virus antes de que cause las secuelas que puede causar en pacientes hospitalizados que llegan a su máxima complejidad”, explicó el presidente ejecutivo de la CCSS, Román Macaya.

Con estas primeras formulaciones se procederá a realizar el estudio clínico en pacientes con la enfermedad de covid-19, el cual tiene previsto contemplar a 26 pacientes de cuatro centros hospitalarios: el Centro Especializado de Atención de Pacientes con COVID-19 (CEACO), el Hospital México, el San Juan de Dios y el Calderón Guardia.

Para iniciar el estudio clínico primero se requiere de la aprobación del protocolo por parte del Comité Ético Científico de la CCSS.

El documento, que ya está en revisión, fue preparado por médicos intensivistas, de la Unidad de Investigación Clínica del Hospital San Juan de Dios. Luego de todo el procedimiento se iniciará con la búsqueda de pacientes que recién se les detecta la enfermedad.

El objetivo de la Caja es dividir el grupo de 26 pacientes en dos, de manera tal que a 13 personas se les administrará el primer tipo de anticuerpos equinos formulados contra la proteína S1 y a los otros 13 se les dará la segunda formulación preparada contra una mezcla de las proteínas del virus S1, E, M y N de la nucleocápside.

Según sea la respuesta de los pacientes, se sabrá cuál de los dos sueros propuestos es el más efectivo.

“El Instituto Clodomiro Picado es una joya en nuestro país. Esto no hubiera sido posible si este Instituto no existiera. Lo que hoy se entrega no es algo que se improvisa, sino el resultado de 50 años de investigación y producción. Son pocos los países del mundo los que pueden lograr un producto tan rápido, de alta calidad y con controles de calidad que demuestren una alta potencia neutralizadora del virus”, añadió Macaya.

Los análisis de la Universidad de George Mason indicaron que las formulaciones son capaces de inhibir la infectividad de covid-19 en células en cultivo, pero solo el estudio clínico que efectuará la Caja definirá si el suero es realmente eficaz para tratar a pacientes afectados por el virus.

Publicidad Aproveche la mejor conexión en Fibra Optica para su empresa con RACSA