Rusia ha registrado este 11 de agosto la primera vacuna del mundo contra el coronavirus, la cual ha recibido el nombre de ‘Sputnik V’, en honor al primer satélite soviético.

Según medios internacionales, la vacuna se ha creado de forma artificial, sin ningún elemento de la covid-19 en su composición y se presenta como un polvo que se mezcla para disolverlo y luego administrarlo por vía intravenosa.

Los médicos rusos aseguran que la investigación fue exitosa y concluyeron que la vacuna es segura, debido a que al final del proceso “todos los voluntarios tenían inmunidad”.

No obstante, para las científicas costarricenses María Luisa Ávila y Eugenia Corrales esta vacuna no cuenta con la suficiente evidencia científica.

“El problema es que hay muy poca evidencia científica disponible, donde podamos revisar cual ha sido el desarrollo de esta vacuna, (…) lo que pasa con esta vacuna es que no es precalificada por la OMS y por lo tanto no tenemos datos de manera transparente que nos pueda decir si va a ser o no una vacuna efectiva”, detalló la infectóloga María Luisa Ávila.

A pesar de lo anterior, para la Dra. Ávila este es un primer avance y ahora se está a la esperara de las publicaciones científicas que hagan los investigadores rusos.

Las vacunas estarían listas para distribución mundial en enero próximo. Foto: AFP.

Por su parte, la viróloga Eugenia Corrales considera preocupante que la vacuna no cumplió con las fases clínicas que deben tener este tipo de tratamientos.

“Las vacunas, como ustedes saben tienen diferentes fases de prueba, la fase 1, 2, 3 y 4 y ellos brincaron del final de fase 1 directamente a la 4, sin pasar bien por la fase 2 y 3, en las que uno ve si hay efectos secundarios, si está siendo protectora, y si es eficaz. Ellos dicen que es eficaz, pero no hay información pública más allá que anuncios en la prensa, lo cual nos preocupa a la comunidad científica, porque no sabemos cuáles fueron los resultados reales” indicó Corrales.

Según Rusia más de veinte países ya solicitaron la compra de 1.000 millones de dosis de la vacuna contra el Sars-Cov -2, pero Costa Rica aún no ha anunciado ningún interés en adquirir este medicamento que estaría listo para su distribución el 1 de enero del 2021.

“Creo que yo misma sería una de las personas que estaría en contra de que en Costa Rica se use una vacuna hasta que no esté bien comprobada y probada en el laboratorio y fase 3. Lo que ellos hicieron fue saltarse pasos, vamos a ver cuál es el resultado a largo plazo”, agregó la investigadora y docente universitaria, Eugenia Corrales.

Dudas compartidas

En el mundo ya un grupo de compañías farmacéuticas multinacionales advirtió que la vacuna rusa contra el covid-19 podría poner en riesgo a la población, por lo que envió una carta al ente responsable de Salud ruso para pedirle que posponga la aprobación.

Mientras que, la Organización Mundial de la Salud (OMS) aún no se ha pronunciado sobre el reciente anuncio.

Publicidad Aproveche la mejor conexión en Fibra Optica para su empresa con RACSA