Este martes la Federación Costarricense de Fútbol a través de del Tribunal de Apelaciones informó que recibió la apelación planteada por Jafet Soto, Orlando Moreira y Pablo Salazar en donde se les prohibía por período de un año trabajar en cualquier actividad ligada al fútbol por la presunta “Multiplicidad de licencias”.

A propósito de la sanción impuesta por la Comisión de Ética, y dispuso lo siguiente:

“Se acoge la solicitud planteada y se ordena la suspensión de la ejecución de la sanción impuesta en la resolución de las once horas cincuenta minutos del primero de julio último, a los señores Jafet Soto Molina, Orlando Moreira Araya y Pablo Andrés Salazar Sánchez, la que regirá a partir de la notificación de esta resolución y se mantendrá vigente hasta que este Tribunal de Apelaciones resuelva en definitiva el recurso vertical interpuesto. Obviamente el plazo de la sanción igualmente permanecerá en suspenso”.

Esto significa que las partes sancionadas que presentaron la apelación podrán ejercer funciones deportivas mientras el Tribunal resuelve en definitiva la apelación.

De esta manera, tanto Soto como técnico y Salazar como asistente podrán estar en el choque ante Grecia el próximo fin de semana en el arranque del campeonato.

Publicidad Aproveche la mejor conexión en Fibra Optica para su empresa con RACSA