Un grupo de 188 personas de nacionalidad cubana se instalaron desde el viernes anterior a un lado de la carretera que llega a la frontera norte con Nicaragua en Peñas Blancas.

Ellos viven en Costa Rica desde hace un tiempo atrás, ya que solicitaron la condición de refugio y otros tienen permisos de trabajo.

Sin embargo, en este momento decidieron retomar la meta que se propusieron al salir de Cuba: llegar a los Estados Unidos.

“Esta situación ha generado que la Dirección General de Migración haya tenido que articular con organismos internacionales para la atención de estas personas quienes exigen que se les permita su paso y tránsito hacia Nicaragua, situación que en el contexto como el actual de fronteras cerradas es bastante complicado”, explicó Allan Rodríguez, jefe de la Unidad de Refugio de DGME.

El primer grupo de 50 personas llegó el viernes y realizaron una marcha pacífica por la calle de la frontera. Ellos indicaron que por la falta de oportunidades debido a la pandemia decidieron retomar el trayecto hacia el norte del continente.

“Estas personas han manifestado su intención de continuar su viaje hacia los Estados Unidos ya que aquí no tienen las condiciones para poder quedarse, pues debido a la pendemia han perdido sus trabajos y no tienen forma de subsistir en el país”, añadió Alonso Soto, subdirector de la Policía Profesional de Migración.

Por ahora, el grupo se encuentra a la orilla de la carretera con la esperanza de que Nicaragua les permita continuar.

Publicidad Aproveche la mejor conexión en Fibra Optica para su empresa con RACSA