Se trata de los alcaldes de Santa Cruz, Nandayure, Liberia, Escazú, Santa Ana y Carrillo, quienes presentaron este lunes una demanda contra el Estado ante el Tribunal Contencioso Administrativo en la que se solicita suspender los decretos relacionados con la restricción vehicular sanitaria y los cierres comerciales vigentes desde este 10 de agosto.

Según los alcaldes, el gobierno no respetó el acuerdo con las municipalidades y empresarios de darle apertura a los comercios en zona naranja y unificar la restricción vehicular.

“La medida cautelar es para que se paralice la restricción vehicular y que las personas puedan acceder a las tiendas y los comercios” agregó el alcalde de Escazú Arnoldo Barahona.

Esta iniciativa también fue apoyada por el diputado Pedro Muñoz, del Partido Unidad Social Cristiana (PUSC), quien también acudió junto a los alcaldes al Contencioso Administrativo para presentar en conjunto esta medida cautelar con la que se elimine la “absurda” restricción vehicular.

El legislador agregó que “no tiene sentido que el comercio esté abierto y que al mismo tiempo los clientes puedan llegar ciertos días”.

El gobierno unificó el horario de la restricción vehicular entre semana hasta las 9 de la noche, sin embargo, en los cantones en alerta naranja solo se puede circular una vez a la semana conforme el número de placa.

Información Melany Corrales, periodista Cosra Rica Noticias

Publicidad Aproveche la mejor conexión en Fibra Optica para su empresa con RACSA