El presidente de la República Carlos Alvarado lamentó el crecimiento del desempleo dado a conocer hoy por el INEC y ordenó una rebaja del 15% en los salarios de sus ministros y presidentes ejecutivos.

Además, el mandatario anunció un nuevo sistema de créditos para las empresas afectadas por la pandemia.

Se trata de la creación de un Fondo Nacional de Avales y Garantías para la reactivación económica y el apoyo a los deudores afectados por la crisis.

El fondo cuenta con un capital del $300 millones provenientes de un crédito del Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE) y deberá ser aprobado por el Congreso.

La idea es que los recursos sean utilizados para facilitar financiamientos de capital de trabajo y readecuación de deudas a empresas y personas con actividades productivas afectadas por la emergencia del coronavirus.

“Suponiendo, conservadoramente, que las actividades productivas tengan una pérdida esperada del 10% por efecto de la pandemia, con $300 millones se podrían avalar $3.000 millones en créditos; y con ello atender en promedio unas 18.000 empresas”, explicó la ministra de Planificación, Pilar Garrido respecto al impacto esperado con el instrumento.

Los anuncios del Ejecutivo se dan luego de que esta mañana el Instituto Nacional de Estadística y Censos (INEC) reveló que para el segundo trimestre del 2020 la tasa de desempleo alcanzó el 24,0%, lo que representa un crecimiento de 12 puntos porcentuales en relación al mismo trimestre del año anterior.

Es decir que, en el segundo trimestre del año, 551 mil personas se encontraban desempleadas. Para el mismo periodo del año anterior la cifra era de cerca de 256 mil.

El presidente señaló que “esta pandemia está afectando profundamente a las familias costarricenses y este fenómeno lo vemos reflejado en otros países alrededor del mundo por lo que nos corresponde redoblar esfuerzos para proteger la salud, conservar y recobrar los empleos que hemos perdido”.

Reacciones en el plenario

Ante este crecimiento en el desempleo, los diputados pidieron al gobierno ejercer de inmediato la reactivación económica y crear un plan que permita más apertura en algunos sectores para que puedan trabajar.

“Esta cifra no es más que el reflejo de la inexistente agenda de reactivación económica antes del Covid-19 y la falta de un plan que le permita a algunos sectores trabajar con estrictos protocolos durante la pandemia”, manifestó la diputada de Liberación Nacional (PLN), Franggi Nicolás.

Entre tanto, el diputado del Partido Unidad Social Cristiana (PUSC), Pablo Heriberto Abarca, indicó que “no hay una agenda de reactivación que hoy es de rescate económico, ha sido ausente una coordinación, un equilibrio entre la salud y la economía”.

Por su parte el legislador independiente, Jonathan Prendas, indicó que “el desempleo afecta a 550 mil personas según el INEC, aunque algunos, incluyendo al sector productivo, creemos que esta cifra es mucho mayor”.

El comercio, el turismo, la reparación, transporte, almacenamiento, y construcción fueron las actividades más afectadas por la pandemia.

Publicidad Aproveche la mejor conexión en Fibra Optica para su empresa con RACSA