De aprobarse el proyecto de ley de avales presentado este jueves en la Asamblea Legislativa, el país contaría con un capital del $300 millones provenientes de un crédito del Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE) para facilitar financiamientos para capital de trabajo y reeducación de deudas a empresas y personas con actividades productivas afectadas por la emergencia de la covid-19.

Para optar por esta solución crediticia, las empresas deberán demostrar afectación por la pandemia y comprometerse a mantener el nivel de empleo existente en el momento de emitir el aval e intentar restablecer los empleos perdidos durante la crisis.

Se espera que con esos avales se pueda beneficiar a unas 18 mil empresas.

“Suponiendo, conservadoramente, que las actividades productivas tengan una pérdida esperada del 10% por efecto de la pandemia, con $300 millones se podrían avalar $3.000 millones en créditos; y con ello atender en promedio unas 18.000 empresas”, explicó la ministra de Planificación Pilar Garrido.

Garrido agregó que el Fondo de Avales funcionará con un fideicomiso. El Ministerio de Hacienda será el fideicomitente y el Instituto Nacional de Seguros (INS)será el fiduciario. Y se espera que el fondo emita todos los avales y garantías en un espacio de 12 meses.

Este proyecto de ley será impulsado como prioridad en las sesiones extraordinarias de la Asamblea Legislativa

Publicidad Aproveche la mejor conexión en Fibra Optica para su empresa con RACSA