Este 1 de agosto se realizó a las 11.00 am y a puertas cerradas la solemne misa de la vestición de la Virgen de los Ángeles.

Esta tradición data desde el año 1950 y hoy estuvo presidida por Monseñor Mario Enrique Quirós Quirós, Obispo de Cartago.

Debido a la pandemia, la ceremonia se llevó a cabo sin fieles católicos y no en la plazoleta como lo hacen cada año, sino dentro de la Basílica.

“Oramos para que, a nivel global, todos los organismos de orden salubre, social, financiero y otros; puedan trabajar conjuntamente buscando el bienestar de toda la población afectada y la que se encuentra en riesgo frente a esta pandemia” citaron voceros de la Basílica de los Ángeles.

El vestido que usará la Virgen de los Ángeles durante el año venidero fue el sexto de siete que le probaron a su imagen. Al igual que otros años, la persona encargada de confeccionarlo pidió que mantuvieran su identidad en anonimato.

El logo del vestido de este año es el signo con el que se representa la medicina, un gesto muy significativo en medio de la pandemia que enfrenta Costa Rica y el mundo.

Publicidad Aproveche la mejor conexión en Fibra Optica para su empresa con RACSA