Con el objetivo de disminuir las consecuencias del encamamiento prolongado, los hospitales San Juan de Dios y Calderón Guardia adquirieron equipos especiales para realizar terapia física de forma automática a pacientes de cuidados críticos con poca o ninguna movilidad.

De esta forma se procura aumentar la expectativa funcional de las personas con largas estancias en cuidados intensivos.

Médicos de ambos hospitales señalan que la rehabilitación temprana integra la prevención y el manejo conjunto de las consecuencias funcionales a largo plazo, producto de una enfermedad crítica.

 Juan Ignacio Silesky, jefe de la Unidad de Cuidados Intensivos del San Juan de Dios, explicó que con este nuevo sistema podrán iniciar terapia física de forma temprana a los pacientes internados en cuidados intensivos.

“Desde hace tres años los pacientes de la UCI reciben rehabilitación, ahora los terapistas físicos al contar con este recurso lograrán más y mejores resultados” dijo Silesky.

Por su parte la doctora Beatriz Coto Solano, médico especialista en Fisiatría del hospital Rafael Ángel Calderón Guardia, indicó que la rehabilitación temprana integra la prevención y el manejo conjunto de las consecuencias funcionales a largo plazo producto de una enfermedad crítica.

El San Juan de Dios adquirió siete equipos y el Calderón Guardia dos, son los primeros hospitales del país en utilizar este tipo de recurso en pacientes de cuidados intensivos.  El equipo es fabricado en Alemania y cada uno tiene un costo de $33.419.

Publicidad Aproveche la mejor conexión en Fibra Optica para su empresa con RACSA