Regresó el ciclismo de alto nivel y con esto la competencia para los equipos de Amador y Rivera

Amador regresó a los entrenamientos en grupo desde el mes pasado. Foto: Facebook Andrey Amador.

  • Andrey Amador volverá a competir a principios de agosto, mientras que Kevin Rivera tiene una nube negra sobre su cabeza.

Lo que parecía imposible sucedió: Regresaron las competencias del ciclismo, al menos en Europa. Y aunque aún hay muchos temerosos por la constante amenaza de la covid-19, esto no evitó el arranque el pasado martes de la Vuelta a Burgos.

Publicidad Denuncie en el PANI

En la segunda etapa de esta competencia liderada por el austriaco Felix Grossschartner (Bora), la Unión Ciclista Internacional (UCI) hizo un llamado a los pedalistas a respetar las medidas sanitarias, de lo contrario se verán obligados a establecer sanciones.

Esto significa también el regreso de los ciclistas nacionales a la competencia. Andrey Amador permaneció en España por lo que pudo integrarse al Team Ineos con facilidad. El nacional regresará a las competencias oficiales del 1 al 4 de agosto en la Ruta Occitania, ahora la pregunta es: ¿Cuál de las grandes vueltas correrá Amador el Giro o el Tour?

Por su parte, Rivera quedó atrapado en Costa Rica debido al cierre de fronteras por causa del Covid-19, desde hace poco más de un mes ha sufrido todo un calvario en su intento por reincorporarse con su escuadra que es irlandesa, pero patrocinada por una empresa italiana.

Ya Rivera se perdió el Tour Sibui en Rumania, pero sigue dando la lucha ya que su gran sueño es estar en el Giro de Italia donde podría encontrarse con Amador. Sin embargo, pese a muchos trámites ni Rivera ni su representante Piero Ravaglia han tenido éxito y ahora su lucha es contra el tiempo.

Han reservado y cancelados el vuelo hacia a España esperando que se solucione su situación, según comentó el representante del ciclista.

“El problema es que el equipo de Kevin es de Irlanda y no pertenece a la Unión Europea, aunque él reside en Italia. Hemos intentado todo, ya hemos perdido cuatro vuelos y ningún país quiere tomar la responsabilidad de dejarlo entrar, pese a que el equipo tiene su logística en Italia”, explicó Ravaglia.

Esto afecta mucho la carrera del oriundo de Tierra Blanca de Cartago, que esperaba tener este 2020 una temporada soñada para brincar a un equipo más grande.

“Es un gran daño para Kevin, sabemos que es uno de los mejores cinco escaladores del mundo, pero no sirve de nada si no compite… A Kevin se le vence el contrato el 30 de diciembre de este año, teníamos la oportunidad de firmarlo con equipos de máximo nivel en Europa y no creo que esto se dé si no lo ven competir”, dijo el representante.

El Giro de Italia es el desvelo de Rivera y, aunque se ve difícil, no pierde la esperanza de poder correrla este año.

El Giro este año se realizará del 3 al 25 de octubre de 2020. Sicilia albergará el inicio de la segunda competencia más longeva en la ruta, que tendrá una contrarreloj individual, una final cuesta arriba en Etna y dos etapas mixtas en su edición 103.