Cerca de cinco meses tardó la covid-19 para infiltrarse en algún hogar de ancianos en el país.

Según el Consejo de la Persona Adulta Mayor (Conapam), esto se debe a los estrictos protocolos que instauró esta entidad a todas las organizaciones que atienden a personas adultas mayores, desde que llegó este nuevo coronavirus a Costa Rica. 

Una de estas medidas fue el restringir la visitación de familiares, así como la salida de ancianos de las instalaciones de cada centro.

Según la presidenta de Conapam, Teresita Aguilar, esta decisión permitió mantener la integridad de esta población de alto riesgo, y asegura que “a mucha gente le pareció muy fuerte esta decisión, pero dio excelente resultados”.

“La problemática, ahora, es que con el gran contagio que existe a nivel nacional, para nosotros ya es es sumamente difícil de controlar la situación. Las personas que hacen tan buen trabajo de cuidar a nuestros adultos mayores vienen de afuera, allí se pueden contagiar, pueden ser asintomáticos y contagiar a algún adulto mayor” explicó la funcionaria. 

No obstante, Aguilar defendió la labor de estos centros, 75 en todo el país que albergan más de 2.700 adultos mayores, y no dudo en solicitar a estos lugares reforzar las medidas para evitar exponer a esta población de alto riesgo.

“Conapam está integrada por 550.000 personas que son adultos mayores, y tanto para los de hogares de ancianos, como para los que viven con sus familias o solos, va la misma recomendación: extremar lavado de manos, distanciamiento y protocolos sanitarios” mencionó la jerarca. 

Asimismo, la titular de Conapam asegura que la mayoría de contagios que se han dado en el país han ocurrido en población que está fuera de este sistema de cuido. 

A la fecha 959 adultos mayores han dado positivo por la covid-19 y una importante parte de los fallecimientos son de personas mayores de 65 años. Por esta razón, la presidenta de Conapam fue enfática al mencionar que es necesario que las familias mantengan todos los protocolos y que eviten al 100% fiestas que rompan la burbuja social, porque esto aumenta las posibilidades de contagio. 

Por su parte, en la Asociación Gerontológica Costarricense señalan que el 19% de las familias tienen dentro de su composición a un adulto mayor, por esta razón es necesario identificar las necesidad de esta población para disminuir al máximo el contagio de la covid-19. 

Agregan que si bien es cierto, hay personas en hogares de larga estancia que requieren ayuda y cuido, también hay personas mayores autónomas e independientes que practican el autocuidado. No obstante, en ambos casos es de vital importancia mantener todos los protocolos de sanitarias, pues a nivel mundial son la población más vulnerable. 

Hogares de ancianos afectados

El hogar de ancianos Santiago Crespo Calvo en Alajuela, y en el Vicentina de Escazú son el origen de dos brotes de covid-19. 

En ambos centros aseguraron, mediante comunicados de prensa, que a pesar de sus estrictos protocolos, el virus se infiltró en el centro afectando a su estimada población. 

En el caso de Alajuela señalan que a la fecha tienen 23 casos reportados, de ellos 22 adultos mayores. Debido a que mantienen a 206 ciudadanos en oro en sus instalaciones, continúan haciendo pruebas, tanto al resto de residentes como al personal, y tomando las medidas de aislamiento y control necesarias. 

Por su parte, en el de Escazú el brote fue mayor, allí se reportan 30 positivos, entre los que destacan 18 adultos mayores, de los cuales 6 están hospitalizados y 3 han fallecido. 

Publicidad Aproveche la mejor conexión en Fibra Optica para su empresa con RACSA