La Municipalidad de Tibás dio inició este fin de semana con lo que serán una serie de operativos para atender denuncias de la ciudadanía sobre el funcionamiento ilegal cuarterías en diversos puntos del cantón.

Durante esta primera intervención las autoridades municipales, en coordinación con Policía de Migración y Fuerza Pública, detectaron cinco cuarterías, dentro de ellas vivían aproximadamente 35 personas, en su mayoría extranjeros.

“Gracias al apoyo de la Policía de Migración y Fuerza Pública estamos haciendo estos operativos. Advertimos que esto va a ser más constante y vamos a revisar, en primera instancia, los estatus migratorios de las personas extranjeras. Luego trabajaremos de forma integral inspecciones a obras sin permiso de construcción y precarios”, explicó Carlos Cascante, alcalde municipal.

Según la Policía de Migración, la mayoría de los extranjeros se encontraban con su residencia vencida, es decir, sí contaban con documentos legales que les permite estar en el país, por lo que no los pueden deportar, razón por la cual se coordinó una cita para que renueven sus documentos.

En este operativo también se verificó si existían actividades comerciales sin los debidos permisos sanitarios, y se procedió a la clausura de un taller de enderezado y pintura.

En la Municipalidad de Tibás informaron que las autoridades continuarán con estos operativos, y aclaran que no se trata de ninguna persecución en contra de las personas extranjeras.

Insisten que se trata de acciones para poner orden en el cantón y evitar más contagios por la covid-19, tomando en consideración que esta zona tiene más de 400 casos confirmados y 3 fallecidos a causa del virus.

Publicidad Aproveche la mejor conexión en Fibra Optica para su empresa con RACSA