Agricultores, comerciantes y sindicalistas unen peticiones en manifestación pacífica este lunes

Representantes del sector agrícola desfilan en chapulines por la capital. Foto: David Roverssi.

Agricultores de distintas partes del país, comerciantes de diversos sectores y representantes sindicales unieron sus peticiones este lunes en una manifestación pacífica en la capital.

Publicidad Denuncie en el PANI

El movimiento fue convocado oficialmente por la Asociación Nacional de Empleados del Sector Público y Privado (ANEP). Esa organización demanda al gobierno una serie de peticiones entre ellas:

  • Que se constituya un fondo solidario para trabajo y alimentación de las personas que se han visto afectadas con la crisis de la covid-19.
  • Devolución del ROP a su legítimo propietario: el trabajador
  • Eliminar el IVA de la canasta básica.
  • Apoyo real a la micro, pequeña y mediana empresa sin extinguir su actividad
  • Por un aporte de las altas rentas y riquezas a la crisis
  • Condonación de deudas a los campesinos y por la defensa de la CCSS y el ICE.

Los primeros en hacerse sentir fueron algunos empresarios representantes de fútbol cinco quienes llegaron con carteles al frente de la casa del presidente Carlos Alvarado en Santa Ana.

Posteriormente, vehículos, motos y hasta chapulines se unieron para emprender la marcha por el centro capitalino, pero aún se desconoce si avanzarán hasta la Casa Presidencial, en Zapote.

“No más cobros judiciales y embargos al sector agro”, muestra un cartel colgado en un chapulín.

Esta es la segunda protesta de distintos conglomerados que se da en menos de ocho días; la anterior convocada por la Asociación Nacional de Educadores (ANDE) tuvo lugar el viernes 23 de julio.

LEA: Manifestantes en carro y en moto convocados por la ANDE empiezan a tomar las calles josefinas

Manifestantes en las inmediaciones del estadio Nacional. Foto: David Roverssi.

Oficiales de la Fuerza Pública se mantienen apostados tanto en las inmediaciones de Casa Presidencial, como en las cercanías de la vivienda privada del mandatario Carlos Alvarado, en Santa Ana.