Pesadillas, impotencia y el temor a equivocarse son algunos de los mayores miedos del personal de salud que atiende a los pacientes con Covid-19. 

Se trata de médicos, enfermeras, auxiliares y hasta funcionarios de limpieza quienes viven de cerca el dolor y sufrimiento de las personas que mueren en soledad debido a los efectos del Covid-19. 

Así lo narraron a Costa Rica Noticias dos psicólogas de la Caja Costarricense del Seguro Social (CCSS), quienes acompañan y buscan salud mental para estos héroes sin capa. 

Ellas afirman que este personal, además del ajetreo diario y el cansancio físico, no pueden dormir, sienten impotencia y piden la sabiduría para elegir bien. 

“Hay una sensibilización de parte del personal hacía la muerte. Hemos tenido varias personas que se nos han ido, entonces se comienza a aflorar más esa sensación de si esto sigue pasando cómo lo vamos a manejar. Ellos sienten la angustia cuando hay un paciente en proceso de agonía se piensa en cómo acompañarlo. Al mismo tiempo está la angustia de si seré yo el próximo que se contagie” contó Angie Madrigal, psicóloga del Ceaco. 

Cartas de despedida

Para este personal uno de los momentos más difícil es la exposición directa al dolor y sufrimiento de las personas, y lo que más les marca son las despedidas. 

“Generalmente lo que hacemos con algunas familias es que es ellos mandan una carta y se la leemos al paciente. Otros envían audios y se lo hacemos llegar al paciente. (…) Son momentos de mucho dolor que toca mucho el corazón de todos los funcionarios”, mencionó la psicóloga. 

Madrigal asegura que guardan un momento de silencio justo antes de que la persona fallezca. Además, muchas de las enfermeras tratan de llevar un poco de calidez, de amor y cariño a esa persona que se está yendo. 

A pesar del desgaste físico este personal no claudica en darle la mayor humanidad y compasión posible a esas personas. “Nosotros tratamos de ser ese puente de amor entre familias y pacientes”, recalcó la funcionaria del Ceaco.

Para la coordinadora nacional de Psicología de la CCSS, Marta Vindas, todo esto conlleva un deterioro importante en la salud mental de los funcionarios, y por eso día a día trabajan en propuestas para lograr la estabilidad emocional. 

“Trabajamos en conjunto con Salud Ocupacional el entrenamiento de las jefaturas, para que logren identificar cuando un funcionario debe de retirarse, para pueda rehabilitarse en este proceso” explicó Vindas. 

La experta señala que por el momento las incapacidades por salud mental se han mantenido controladas, pero no relajan las medidas de monitoreo y rotación del personal. 

Ambas psicólogas coinciden en que es necesario que la población atienda las medidas implementadas por las autoridades de salud, para detener la cantidad de fallecimientos, que no solo enlutan a las familias sino a todo el personal de salud. 

Publicidad Aproveche la mejor conexión en Fibra Optica para su empresa con RACSA