Vecinos de Turrialba se solidarizaron con la familia indígena que se encontraba en un albergue en la comunidad de Carmen Lyra, con rosas y un cartel pedían disculpas por la situación a la que debieron enfrentarse el martes en horas de la noche.

Y es que un grupo minoritario de vecinos encendieron un colchón frente a las instalaciones donde se encontraban, en forma de protesta.

Tanto el Alcalde de la zona, Fernando León, como representantes del consejo municipal reprocharon estos actos e hicieron un llamado a la población a mantener la calma.

“Hacemos un llamado al pueblo de Turrialba a mantener la calma, esto definitivamente no nos representa, son actos de vandalismo que se dan por falta de información, rechazamos toda discriminación y violencia, y no permitiremos que se den más situaciones como estas, hay muchas familias preocupadas por lo que ocurrió” afirmó Mariano Sáenz Vicepresidente del Concejo Municipal.   

Esta tarde la mujer y las dos personas que le acompañaban fueron trasladados al Liceo de Grano de Oro, donde se habilitó un nuevo albergue que les permita estar más seguros.

Esta familia tiene a su bebé en el Hospital Nacional de Niños infectado por COVID-19, este miércoles la Directora del centro médico Olga Arguedas anunció que aún se encuentra en cuidados intensivos y que tiene una discreta mejoría.

La información también fue confirmada por el gerente médico de la Caja Costarricense de Seguro Social Mario Ruiz en conferencia de prensa.

Por otra parte, el Ministro de Salud Daniel salas recordó la importancia de abrir albergues en diferentes comunidades y pidió empatía y humanidad a la población para enfrentar la pandemia.

“Que la pandemia no nos quite la humanidad” añadió.

La Defensoría de los Habitantes también reprochó el acto ocurrido en Turrialba y solicitó a los ciudadanos eliminar todo acto de rechazo, discriminación y violencia.

Publicidad Aproveche la mejor conexión en Fibra Optica para su empresa con RACSA