Niños, adultos mayores y personas con problemas de adicciones, son parte de la población que prácticamente reside en las 400 cuarterías que existen en San José, según constató Costa Rica Noticias en un recorrido este martes junto a personeros de la policía municipal capitalina.

Las condiciones de hacinamiento y pocas medidas sanitarias han convertido estas instalaciones en terreno fértil para la propagación del nuevo coronavirus. En seis de las 400 instalaciones se han detectado casos positivos lo que obligó a las autoridades de Salud a poner en cuarentena a cerca de 250 personas.

Incluso, miembros de la policía Municipal y de la Fuerza Pública vigilan que ninguna de estas personas salgan y tampoco ingresen nuevos inquilinos. Esta labor también se refuerza con ayuda de las cámaras de seguridad, según contó Isidro Calvo, asesor de la policía Municipal.

Calvo dijo que estos inmuebles no tienen las condiciones necesarias para hospedar personas. También se vuelve prácticamente imposible cumplir normas de distanciamiento.

“Cuentan con recursos muy básicos, muchos de ellos son compartidos. Hablamos de que 30-40 personas comparten la ducha, servicios sanitarios y demás. Podemos calificar de muy poco humano en las condiciones en que los arrendatarios tienen a estas personas” comentó Calvo

La cantidad de personas que puede estar en cada una de las cuarterías es diversa, en algunas pueden permanecer 6, en otras 15, 50 y hasta 70 personas, quienes pagan entre 500 y 1000 mil colones por un pedazo de espuma para dormir.

“Aquí hay uno que viene y da 500 colones, pero lo que se cobra son mil para la dormida y la cenita” comentó el administrador de una de las cuarterías donde han aparecido contagios de Covid-19, y quien se identificó solo con el nombre de Roberto.

Deceso de huésped

Uno de los residentes de una de estas cuarterías, que hoy están bajo vigilancia policial, fue trasladado en condición grave al Hospital San de Dios donde murió poco después. El diagnóstico post mortem dio positivo del nuevo coronavirus. Otras 52 personas se encuentran con orden preventiva de aislamiento y en espera de los resultados del testeo aplicado por el Ministerio de Salud.

“Estamos esperando las 48 horas del Ministerio de Salud y se cumplen mañana (miércoles 8 de julio 2020) para que nos den los resultados (de las pruebas Covid-19)” señaló a Costa Rica Noticias el administrador de la cuartería.  

 Pero, ¿Por qué funcionan estas cuarterías a pesar de saber que las condiciones donde viven estas personas son prácticamente inhumanas?

“No hay una norma que regule este tipo de actividad comercial. Son actividades informales y no pagan ningún tipo de patentes ni realizan ninguna declaración a los entes estatales”, aseguró el asesor de la policía Municipal

Durante la conferencia de prensa el equipo de Costa Rica Noticias consultó al gerente médico de la Caja Costarricense del Seguro Social (CCSS), Mario Ruíz- único funcionario presente la tarde de este martes- sobre la posibilidad de crear centros de atención para esta población. El funcionario respondió: “El Covid lo que está reflejando condiciones sociales que han estado ahí siempre, pero no las hemos querido ver, el hecho de tener cuarterías con hasta 50 personas viviendo ahí, implica un grado de contagio altísimo”.

Además, indicó que la apertura de los centros de atención “es una decisión de la Comisión que se toma integralmente, pero yo hoy no descartaría ninguna opción”.

Consultamos al Ministerio de Salud cuantas pruebas del Covid-19 se han realizado en las cuarterías del Gran Área Metropolitana, sin embargo, señalaron que no cuentan con esa segregación.

Publicidad Aproveche la mejor conexión en Fibra Optica para su empresa con RACSA