En octubre del año anterior regresó al Saprissa un viejo conocido,  una persona que ha desarrollado su faceta profesional en diversas formas, defendiendo los colores de la institución.

Hablamos de Marco Herrera, actual asistente de Wálter Centeno, quien tiene más de 28 años en el mundo del fútbol y de ser parte de la familia morada.

Su labor era simple, facilitar la tarea de verificar los pequeños detalles para dar la información necesaria a Wálter y de esa forma poder conseguir la ansiada copa.

Con la humildad que lo caracteriza, únicamente señala que dio seguimiento a ciertas cosas, no quiere un mérito completo, se siente parte de un  equipo de trabajo ambicioso. Incluso, parte de su aporte se vio en la evolución que demostró Wálter como entrenador.

“Era darle seguimiento a pequeños detalles, escuchar a la gente que conoce a fondo al club, esa era mi labor y ser parte del equipo de trabajo de Wálter Centeno”, agregó Herrera.

Conversamos con él, en una nueva etapa en el Saprissa, anteriormente fue asistente de Roy Miller y Jeaustin Campos, por lo que en su tercera etapa desde la misma ocupación tenía claro cuáles serían sus principales aportes, los cuales le son difíciles de enumerar.

Marco Herrera, un nombre que lleva sangre morada, una persona que más de la mitad de su vida dedicado a defender los colores de una institución que lo recibió en varias facetas, pero, sin duda alguna, ha sido la clave para que los morados ganen campeonatos desde su labor como asistente.

Publicidad Aproveche la mejor conexión en Fibra Optica para su empresa con RACSA