El BAC Credomatic anunció este jueves que prescindirá de 373 trabajadores, 11 sedes de servicio y 79.789 clientes que mantenían tarjeta de crédito con la entidad. 

El anuncio se da en medio de la crisis de pandemia que atraviesa Costa Rica y el mundo entero; no obstante, la decision corresponde a la reacción de la entidad tras los cambios en los topes a las tasas de interés que se aprobaron en la ley contra la usura crediticia. 

Esta ley limita la posbilidad a las empresas financieras a establecer una tasa abusiva a sus clientes, pues durante décadas las entidades financieras cobraron tasas que a nivel internacional se consideran como usureras. 

"Es importante entender que la institución trabaja con un modelo de negocio que no solo es de manera general lo que las personas ven que es la tasa de interés, asociado tenemos una serie de varuiables  que van apegadas a esa tasa de interés. Por ejemplo, inversión en publicidad, variedad de promociones como las que CREDOMATIC está acostumbrado", señaló Laura Moreno, vicepresidenta de relaciones corporativas de BAC Credomatic. 

"Cuando entra la ley en vigencia y nos pone un tope a a tasa, eso significa que todo ese modelo de negocios que tenemos hay que ajustrarlo, debido a que un perfil de clientes  que por el costo que estás manejando de plataforma de oportunidades y servicios que les damos, dejan de ser rentables para la organización", añadió Moreno. 

El Banco informó que dichos clientes serán contactados de manera directa y, en principio, se determinó una etapa de transición de 60 días para concretar el cierre de sus tarjetas.

A partir del 3 de setiembre de 2020 los saldos que estén pendientes entrarán en un proceso de cobro decreciente, para cuya cancelación dispondrán de hasta 5 años de plazo.

 

 

Publicidad Aproveche la mejor conexión en Fibra Optica para su empresa con RACSA