El Sindicato de Trabajadores de la Universidad de Costa Rica (Sindeu) recibió casi nulo apoyo en el llamado al personal administrativo y a los estudiantes a protestar este martes en contra de los recortes al Fondo Especial para la Educación Superior (FEES), que se discute en la Asamblea Legislativa.

La manifestación convocada en plena pandemia del coronavirus estaba prevista para las 9 de la mañana, sin embargo,  una hora después no había empezado por la poca cantidad de personas que se hicieron presentas.

Aún así un reducido grupo de personas caminaron hasta la Asamblea Legislativa con un documento de peticiones para entregar  al diputado del Frente Amplio, José María Villalta.

El llamado del Sindeu se da en respuesta a la discusión en el Plenario Legislativo de un informe de mayoría emitido por la Comisión Especial Investigadora del FEES, el cual encontró deficiencias en la administración, excesos en salarios y pensiones, así como una desigual distribución de los rercursos entre las universidades, así como entre las sedes urbanas y las regionales.

Sgún el informe de la comisión, el año anterior las universidades recibieron la suma de ₡ 512.782 millones. De esos recursos, la UCR tiene el 59%, la UNA un 23,5%, al TEC se le otorga un 11,5% y a la UNED el 6%.

El diputado Wagner Jiménez, quien presidió el comité investigador, dijo que existe una mala administración, con pensiones y salarios altos de una pequeña elite en detrimento de las universidades y del futuro de muchos jóvenes.

Por su parte, el diputado Erick Rodríguez mencionó que lo han declarado no grato por sus afirmaciones sobre el gasto de las universidades en obras que calificó de innecesarias y con respecto a las pensiones altas.

Se espera que el informe sea votado afirmativamente en el Plenario este mismo martes. Desde el Sindeu consideran que el informe irrespeta la autonomía universitaria. 

Redacción: David Roverssi, periodista.

 

Publicidad Aproveche la mejor conexión en Fibra Optica para su empresa con RACSA