El Presidente Ejecutivo de la Caja Costarricense de Seguro Social Román Macaya anunció que dicha institución mantendrá las medidas financieras que permitan dar apoyo a patronos y trabajadores independientes ante la emergencia por el COVID-19.

La Junta Directiva de la Caja acordó mantener un mes más la reducción de un 75%  de la base mínima contributiva para los patronos, y un 25% para los trabajadores independientes. 

El jerarca explicó en conferencia de prensa que los interesados no tendrán que acercarse a ninguna oficina a realizar el trámite, ya que estas reducciones se harán de manera automática.

La Caja de Seguro Social también hará una prórroga hasta el 31 de diciembre en 8 medidas transitorias al reglamento que regula la formalización de acuerdos de pagos por deudas y una prórroga hasta el 30 de setiembre en gestiones de cobro, únicamente por deudas que se originen de febrero a setiembre.

El gobierno incorporará ¢8 500 millones en el presupuesto extraordinario que presentará en el mes de julio a la Asamblea Legislativa, con el fin de asumir el costo de la disminución de la base contributiva.

Desde marzo pasado la Caja Costarricense de Seguro Social acordó reducir la base mínima contributiva en un 75% por un período de 3 meses, la Junta Directiva de la institución decidió ampliar un mes más, a raíz de la situación económica que vive el país por la emergencia. 

 

 

Publicidad Aproveche la mejor conexión en Fibra Optica para su empresa con RACSA