Cámara de Comercio sobre suspensión de reapertura de fin de semana: “Es un impacto económico muy fuerte”

El presidente de la Cámara de Comercio de Costa Rica, Julio Castilla, indicó que la decisión que comunicó el Gobierno esta tarde de viernes sobre posponer la reapertura de la tercera fase este fin de semana, causará un impacto económico "muy fuerte". 

Castilla solicitó al ministro de Salud, Daniel Salas, una reconsideración de esta medida debido a los efectos que tendrá esto en el sector privado. 

"Pocas horas antes es un impacto económico muy fuerte el que nos están causando. Como siempre hemos dicho al Ministro: somos parte de la solución. Si hay algún grupo interesado en que el país tenga las medidas sanitarias y que no entre en contagios masivos, somos nosotros el sector privado", reclamó Castilla. 

"Le pedimos al Ministro que sopece esta decisión que ha tomado y que nos permita seguir colaborando y trabajando para sostener el empleo y las familias costarricenses", añadió.

El presidente de la Cámara de Comercio dijo que la decisión los tomó por sorpresa. "Como lo hemos dicho, manteniendo las medidas sanitarias; siendo muy respetuosos de todos los protocolos y como lo hemos demostrado en estos tres meses, poder abrir un fin de semana especial donde se celebra el día del Padre y donde comercios y restaurantes nos hemos preparado para atender a nuestros clientes", precisó. 

El Gobierno comunicó la decisión este viernes durante la conferencia diaria desde Casa Presidencial, luego de que se diera a conocer los  119 nuevos contagios del  coronavirus y 29 hospitalizaciones. En total se contabilizan 2.058 casos confirmados. 

¿Qué dicen los comercios sobre esta decisión?

"Nos toma de sorpresa porque ayer todo era diferente; sin embargo, al haber tantos casos, nos imaginamos que las medidas iban a empezar a ser más fuertes", contó Laura Ramírez, dueña de un local en San José Centro. 

Ramirez añadió que tras el aviso que dieron las autoridades de reabrir los lugares de culto, tenían una esperanza de alzar sus ventas debido a que en su oferta de mercancía se encuentra los vestidos de primera comunión y bautizo. 

"Pensamos que ya al abrir las iglesias iban a reanudar todo. No obstante, echamos para atrás y es durísimo porque han sido unos meses bastante duros. Los fines de semana para nosotros eran lo mejor", concluyó. 

El Gobierno anunció la habilitación de la tercera fase tan solo este jueves, sin embargo, tras el aumento de casos de este viernes, decidió retroceder con la apertura comercial. 

Además de la apertura de comercios, la fase tres incluía para este fin de semana la habilitación de cines, teatros, museos, lugares de culto y una ampliación del horario en las playas.