• Gil es 55 en el ranking mundial y tiene un año para colocarse dentro de los primeros 48.
  • De lograrlo Gil sería el primer tico en el tenis de Juegos Olímpicos, tanto en convencional como sobre ruedas.

José Pablo Gil está muy cerca de lograr su pase a los Paralímpicos de Tokio 2020, por lo que deberá defender algunos títulos para puntuar en el ranking y bajar, al menos, diez puestos para asegurarse el boleto.

Gil está muy cerca de ser el primer tenista costarricense en lograr una clasificación a Juegos Olímpicos. Desde hace casi tres años practica el deporte en silla de ruedas, pese a este corto tiempo ya es número uno de Centroamérica, siete de América y 55 en el ranking mundial, lo que tiene a Gil muy optimista de lograr su boleto a Tokio 2020, ya que se clasifican los primeros 48.

Actualmente Gil es 55 en el ranking mundial.
Actualmente Gil es 55 en el ranking mundial.

“Es un sueño de toda la vida… Es muy emocionante, ya tuve la oportunidad de representar a Costa Rica en los Panamericanos de Lima, se me salieron las lágrimas en esa inauguración”, aseguró el paratenista.

La pausa por la pandemia permitió a este atleta trabajar más la parte física, junto a su padre y preparador físico, Alexánder Gil.

 “De hecho ahora estamos viendo los resultados, el físico que tiene es muy alto. Los primeros días en cancha su derecha estaba más fuerte de lo normal… Lo mejor de todo esto fue el golpe de revés, como tenía deficiencias musculares la pudimos trabajar en la cuarentena, ahora tenemos un gran revés”, apuntó el preparador físico.

Gil, quien ya tiene algunas semanas de haber regresado al entrenamiento en cancha, tiene hasta junio del 2021 para posicionarse en los primeros 48 del mundo. Para ello deberá defender algunos títulos; en total tiene planeado participar en nueve torneos.

“Tengo que bajar unos 10 puestos para estar en zona de clasificación, tengo que jugar muchos torneos, no es como el atletismo que en un torneo se hace la marca. Tengo que defender puntos, por lo que hay que ser constantes y participar mucho”, explicó Gil.

Después de su eventual participación en los Paralímpicos de Tokio, Gil se concentrará en algunas opciones que tiene para competir y estudiar en Universidades de Estados Unidos.

Por ahora, José Pablo Gil también dedica su tiempo a su proyecto “Tenis sobre ruedas Costa Rica”, donde enseña a jugar tenis a personas con discapacidad. También brinda una capacitación a entrenadores para que puedan instruir a esta población.

Esta iniciativa impulsada por Gil, ya recibió el apoyo del la Federación Internacional de Tenis (ITF), que hizo una donación de $14.000 para las sillas de ruedas especiales, bolas, raquetas y otros gastos.

Publicidad Aproveche la mejor conexión en Fibra Optica para su empresa con RACSA