Sin duda alguna uno de los grandes líderes para la Selección de Costa Rica en el mundial de 1990 fue el arquero Luis Gabelo Conejo, su aporte bajo los tres palos en la cita del verano italiano fue sobresaliente, sobre todo en los partidos ante Escocia y Brasil en donde detuvo todo lo que llegó de los poderosos atacantes de aquellas selecciones; sin embargo, para el meta nacional las cosas no fueron tan sencillas.

Conejo fue durante varios años el tercer arquero de la mayor antes de aquel proceso mundialista, tuvo que lidiar con los grandes referentes de aquellos tiempos: Marco Rojas y Alejandro González. Para Gabelo fue difícil ya que tampoco jugaba en uno de los equipos llamados “grandes”, en aquellos tiempos, el portero era el estelar de Ramonense, razón por la cual también era si se quiere normal que recibiera varios goles en cada jornada, un sector de la prensa no creía en él y se cuestionó su llamado como primer dueño de la portería en la selección del estratega Velibor “Bora” Milutinovic. Pese a ello, un riguroso entrenamiento con el entrenador de arqueros del AS Roma de Italia y mucho poder de determinación hicieron de Conejo uno de los grandes del mundial.

En entrevista para la FEDEFUTBOL, Gabelo revela todo lo que vivió hace ya 30 años en el que fuera hasta aquel momento, la mayor hazaña de nuestro fútbol cuando el equipo de todos consiguió el pase a octavos de final, acá la entrevista:

Publicidad Aproveche la mejor conexión en Fibra Optica para su empresa con RACSA