La diputada del Partido Acción Ciudadana (PAC), Carolina Hidalgo, reaccionó molesta luego de que un grupo de diputados decidió aplazar la discusión del primer debate del proyecto de ley que impone penas de cárcel por el acoso sexual callejero.

“Las mujeres no estamos dispuestas a seguir esperando por elementos técnicos” señaló la legisladora.

La iniciativa sanciona como delitos el exhibicionismo o masturbación en espacios públicos, de acceso público o en un medio de transporte remunerado de personas; la persecución o acorralamiento y la producción de material audiovisual con connotación sexual de otra persona sin su consentimiento. 

Además, las palabras, ruidos, silbidos, jadeos, gemidos, gestos o ademanes con connotación sexual hacia otra persona sin su consentimiento se tipifican como contravenciones en esta iniciativa de ley.

Para la diputada del Partido Liberación Nacional (PLN), Franggi Nicolás, la práctica del acoso no debe ser normalizada bajo ninguna circunstancia en el país y asegura que este proyecto es una deuda con las mujeres.

 Por su parte, la diputada independiente, Zoila Rosa Volio, dijo que este es un proyecto clave porque incorporaría al Código Penal, un capítulo de esas agresiones que no tienen contacto físico, como el acorralamiento o una grabación indebida sin permiso para utilizarla con fines sexuales.

En criterio de la presidenta Ejecutiva del INAMU, Patricia Mora, el acoso sexual en espacios públicos es una forma de violencia contra las mujeres y debe ser sancionado por lo que pidió a los legisladores aprobar la iniciativa de ley.

En el proyecto se establecen penas de diez meses a un año y medio de cárcel, a quien fotografíe o grabe con connotación sexual sin su consentimiento a personas en lugares públicos. De 6 meses a un año y medio de cárcel, a quien se masturbe o exhiba sus genitales en público y de 8 meses a un año de cárcel, a quien persiga o acorrale a una persona con fines sexuales.

Publicidad Aproveche la mejor conexión en Fibra Optica para su empresa con RACSA