• Morados tienen siete puntos de ventaja sobre Alajuelense

Wálter Centeno vive un torneo que le sonríe en números. Desde su llegada al Saprissa es su certamen más estable, por lo que el Paté ahora sí sueña, con respaldo, el acariciar la copa número 35 para los tibaseños y la primera como estratega.

Paso a paso es como dirige al Saprissa, su primer objetivo fue lograr introducir su idea de juego  y poderla implementar totalmente, para que la misma fuera dominada por el equipo.

A falta de tres compromisos para que cierre la primera vuelta, Centeno siente el sabor del liderato, con una ventaja de siete puntos sobre su archirrival Alajuelense.

Siempre ha disputado la segunda ronda e incluso, ya jugó una final, en la que cayó ante San Carlos. El torneo pasado quedó fuera de las semifinales ante Herediano.

Este torneo suma un rendimiento del 75%, pero el tema del primer lugar no ocupa de manera fuerte la agenda morada, ya que la experiencia demuestra que lo más valioso es jugar efectivo en la siguiente fase. 

Este miércoles, Saprissa jugará ante Jicaral, equipo que busca acercarse un poco más a la clasificación.

“Hemos logrado que se respete la casa, tenemos tres partidos difíciles en el cierre de la etapa regular y ya vendrá lo más lindo, que es la fiesta de la cuadrangular", agregó el volante morado Michael Barrantes.

En el caso de Jicaral, el club de la Península pretende meterse en su primera fase de semifinal, pues el torneo pasado, si bien fueron la revelación, no obtuvieron el boleto. 

Para este partido, los jicaraleños ya sabrán el resultado entre Cartaginés y Herediano, lo cual podría darles una mayor obligación, en caso de que se les diera un marcador favorable para sus aspiraciones en ese juego.

“Tenemos que hacer un cierre muy bueno, porque ahora no dependemos de nuestro propio resultado, creemos que podemos hacer una gran trabajo en Saprissa", comentó el capitán jicaraleño, Rafael Núñez .

 

Publicidad Aproveche la mejor conexión en Fibra Optica para su empresa con RACSA