La anorexia nervosa, bulimia, trastorno por atracón y la ortorexia u obsesión por la comida sana son trastornos alimenticios que se han exacerbado durante este tiempo de cuarentena por el Covid-19. 

Este 02 de junio se celebra el Día Mundial de la Acción por los Trastornos de la Conducta Alimentaria (TCA).

Expertos señalan que las mujeres y los niños en edad preescolar son los más susceptibles a padecer este tipo de enfermedades, además, explican que el aislamiento social y el estrés por el nuevo coronavirus propicia sentimientos y sensaciones intensos.

“Es un momento que propicia sentimientos y sensaciones intensos, como incertidumbre, miedo y angustia.  Como efecto, la conducta alimentaria se puede convertir en un arma para tratar de evitar o lidiar con lo que sucede.  En algunas personas, esto lleva a que coman de menos y, en otras, que más bien encuentren confort en la comida o se sientan descontrolados en su conducta alimentaria. Esto se puede convertir en un problema serio",  explicó Rosanna Mauro, del Colegio de Profesionales de Nutrición y especialista en TCA.

Mauro asegura que se ha generado una presión por lograr demasiado en esta cuarentena, tanto a partir de exigencias propias como exigencias sociales, llevando a que las personas se puedan sentir más ansiosas o decepcionadas consigo mismas, si no están siendo tan productivas. 

Por esta razón da una serie de recomendaciones.  

  1. Trate de mantener rutinas diarias, que no sean muy complicadas.  
  2. Incluya algún tipo de ejercicio divertido como bailar, hacer yoga o estiramientos, para tratar de mejorar el estado de ánimo, pasar un rato diferente o sentirse más fuerte.  
  3. No se exija demasiado.  Atravesar la cuarentena ya es un logro por sí solo y no es el mejor momento para emprender proyectos demasiado ambiciosos que puedan causarle fatiga o más ansiedad. 
  4. Deje de seguir cualquier red social que lo haga sentir mal con el cuerpo o la figura, que lo incentive a hacer dietas estrictas o que lo dejen con hambre. 
  5. No importa si aumenta un poco de peso como efecto secundario de este tiempo de crisis.  
  6. Haga las comidas en un ambiente tranquilo, sin distracciones como televisión, teléfono o libros. 

Por su parte, en el Colegio de Profesionales en Psicología afirman que en caso de que la situación comience a afectar de manera importante la salud, lo mejor es visitar a un especialista. 

Publicidad Aproveche la mejor conexión en Fibra Optica para su empresa con RACSA