Las autoridades costarricenses desarrollaron un operativo humanitario en la frontera con Nicaragua.

Según el presidente de la Comisión Nacional de Emergencias (CNE), Alexander Solís, hay más de 550 transportistas varados en el territorio costarricense que no pueden pasar hacia Nicaragua y cientos de conductores del lado nicaragüense.

Solís, señaló que mientras el equipo destinado a negociar la reapertura de la frontera hace su labor, personal de la CNE se encargó de llevar alimentos (preparados y crudos) para los conductores, así como equipos de protección, suministros de higiene, además, se habilitaron lavatorios y cabinas sanitarias.

Por su parte, la Cruz Roja Costarricense, contribuye a diario con la valoración de la condición de salud de las personas que continúan en la frontera.

La Fuerza Pública, continúa brindando la seguridad por medio de un convoy a los transportistas que avanzan con mercancías hacia Panamá.

Publicidad Aproveche la mejor conexión en Fibra Optica para su empresa con RACSA