Max Rojas Camacho, de 49 años, es un médico general del servicio de Urgencias del área de salud de La Cruz, en Guanacaste. Él es, además  el coordinador de respuesta rápida del Covid-19 en ese cantón fronterizo.

Este cantón estuvo por varias semanas libre de Covid-19; no obstante la situación de los transportistas y las pocas acciones de parte del Gobierno de Nicaragua obligaron a este médico a trabajar de manera conjunta con otras instituciones para blindar la frontera. 

WhatsApp Image 2020-05-26 at 3.20.44 PM
Max Rojas lleva 24 años de servir a la CCSS y es médico general del área de salud de La Cruz. Foto: CCSS
“ Cuando tuvimos el primer caso aquí en La Cruz, y nos dimos cuenta que la trasmisión se hizo por unos transportistas que vinieron a dejar una mercadería y tuvieron contacto con personas de la zona, sabíamos que debíamos fortalecer la frontera. Me dieron la misión de montar un puesto en la frontera”, contó el doctor Rojas.

 

“Rojitas” como le dicen de cariño algunos de sus compañeros, afirma que la situación no los tomó por sorpresa, pero sí los ha obligado a hacer cambios para evitar un aumento desmedido de contagios en la zona. 


 “Sabíamos que tarde o temprano, como ha sucedido tradicionalmente, los nicaragüenses cuando se ven afectados en su salud, llámese en tiempos de dengue y otras enfermedades, ellos se vienen para acá a recibir atención, a buscar auxilio”, mencionó. 


Lamenta que “Nicaragua no está tomando las cosas como la mayoría de países, entonces a ellos parece que se les ha salido de control, y hay mucha gente enferma allá, sabíamos que por ahí nos iban a llegar y por eso se puso el puesto en la frontera para hacer la contención”.

El doctor Rojas, quien lleva 24 años de servir a la Caja Costarricense de Seguro Social, aseguró que lo mueve la vocación de servicio y que para él los horarios no existen, ya que siempre está dispuesto a servir a la comunidad y a la institución que representa.WhatsApp Image 2020-05-26 at 3.31.14 PM (1)

“No tengo horario de entrada ni salida y mi consultorio es cualquier rinconcito del cantón de La Cruz, paso como el Correcaminos, para allá y para acá. A veces no sé si voy o si vengo entre tanta carrera, pero eso es lo que me mueve a servir a la gente”, dijo el querido médico de La Cruz.

“La atención y el trato que ofrece el doctor Rojas es excelente, siempre su expresión es alegre y evoca comprensión”, dijo Gabriela Fajardo, una usuaria del área de salud local.


El médico relató a Costa Rica Noticias que desde que se inició la crisis han tratado varios casos particulares, los cuales aumentan la tensión entre la comunidad y los vecinos del norte. 


“En estos días falleció un costarricense del lado nicaragüense y la familia lo trajo a la frontera, lo dejaron en la pura línea fronteriza. Había problemas con el levantamiento del muerto, porque no se sabía a quien le tocaba, al final nosotros hicimos una coordinación tan buena con el OIJ, que colaboramos, y como era una muerte en condiciones extrañas hubo que muestrearlo para saber si murió a causa del Covid-19”, mencionó el médico general. 

Además, cuenta que cada muerte en condiciones dudosas debe investigarse para confirmar o descartar que haya sido por Covid-19. 

“Nos ha pasado dos veces, nos llegó un paciente fallecido en una ambulancia, igual lo tuvimos que muestrear porque tenía antecedentes de haber ido a Nicaragua, ahí van apareciendo cosas y vamos resolviendo”, relató Rojas. 

Por ahora, la situación en la frontera norte se mantiene en alerta y, al igual que este médico, autoridades nacionales temen que la cantidad de casos de Covid-19 aumenten en el país, debido a la llegada de nicaragüenses de manera irregular, en busca de servicios médicos que no encuentran en su país. 

Publicidad Aproveche la mejor conexión en Fibra Optica para su empresa con RACSA