Se le ha denominado de varias formas: avispón asesino, avispón gigante, avispón asiático, pero su nombre científico es “Vespa Mandarinia”. Esta especie está creando miedo en Estados Unidos por su gran tamaño y por la capacidad que tienen para incapacitar con su veneno, además, por que se desconoce cual será su patrón de movimiento en la región. 

Esta especie aún no llega a Costa Rica; no obstante, el Servicio Nacional de Salud Animal (Senasa) y el Servicio Fitosanitario del Estado (SFE) del Ministerio de Agricultura y Ganadería están trabajando, de forma articulada, para intensificar las medidas de vigilancia epidemiológicas y de control cuarentenario de los embarques que ingresan por los diferentes puestos de control como medida preventiva.

“Se mantiene un monitoreo constante sobre la evolución de la distribución de esta plaga a nivel internacional. Para esto, contamos con el apoyo y comunicación constante del Organismo Internacional Regional de Sanidad Agropecuaria (Oirsa), al cual Costa Rica pertenece y que cubre desde Panamá hasta México”, afirmó Fernando Araya Alpízar, director del SFE.

Pero, ¿de verdad es un peligro esta especie? Conversamos con Rafael Calderón, pues él es investigador del Centro de Investigaciones Apícolas Tropicales de la Universidad Nacional y explicó parte de la naturaleza de este animal. 

“Los avispones son insectos sociales que forman colonias, las cuales las construyen bajo tierra, como a unos 60 cm, y al formar colonias tienen crias que alimentar y, desgraciadamente, uno de sus principales alimentos son las abejas”, detalló Calderón 

Expertos afirman que este insecto, se describe como una especie con alto potencial invasor y es considerado una plaga para las abejas y amenaza para la producción agropecuaria y para otras especies animales autóctonas.  

“Son bastante agresivas, un avispón puede matar a una abeja cada 14 segundos, es decir unas cuatro abejas por minuto y las colonias de avispones pueden ser grande. Se indican que pueden ser hasta 400 avispones que pueden ejercer una ataque masivo a una colmena de abejas y realmente afectarla mucho en poco tiempo”, indicó el investigador. 

No obstante, el especialista en este tipo de insectos explica que al igual que cualquier especie busca proteger su nido y que no es cierto que persiga a los humanos; pero si podría ser un riesgo cuando se ve amenazada. 

“Los avispones no andan como detrás del ser humano para efectuar un ataque, ellas simplemente defienden a su nido de cría cuando se sienten amenazadas. Entonces cuando se llega muy cerca o ven cierta amenaza podrían ser que se defiendan y piquen a las personas, pero no como han circulado algunos videos falsos en donde se ve avispones persiguiendo a las personas, eso no se da, eso no funciona así”, concluyó Calderón.

Y ante la pregunta, ¿puede llegar a Costa Rica?, Paul Hanson, biólogo entomólogo, profesor de la Universidad de Costa Rica detalla que sí es posible. 

“Claro que sí, puede llegar en un barco, pero la pregunta más importante es si puede establecerse, si puede establecer colonias para reproducirse aquí, y eso no lo sabemos, pero podrían ser determinantes las diferencias en el clima”, apuntó Hanson, quien agrega que, aunque Costa Rica no es una isla y podría llegar, la probabilidad es poca. 

Los expertos hacen el llamado para que, en caso de sospecha de la existencia de alguna posible colonia de avispones, no se trate de remover, ahuyentar o aplicarle algún insecticida.  Más bien, se solicita que de inmediato reporte el hallazgo, con el fin de prevenir exposiciones, ya que el veneno de este insecto tiene un nivel de toxicidad mayor que el de las abejas y avispas en nuestro país y, debido a su tamaño, la ropa de protección es insuficiente para evitar picaduras. 

Publicidad Aproveche la mejor conexión en Fibra Optica para su empresa con RACSA