Las palabras son de Hernán Medford, estratega del Club Sport Cartaginés, equipo que esta mañana retomó los entrenamientos en su estadio Fello Meza.

Para Medford el fútbol no debe satanizarse e insta a la gente que habla mal de este deporte a entender que es un trabajo del cual dependen muchas personas: “Hay gente que dice que para qué hablan de fútbol, es un trabajo como cualquiera, mucha gente vive de esto, el fútbol no tiene ningún privilegio, tenemos las mismas guías que cualquier otro”, dijo en su habitual tono. 

El entrenamiento, como era de esperar, fue a puerta cerrada, al igual que el resto de clubes de Primera División, que debieron seguir medidas de seguridad sanitaria y protocolos establecidos por la Unafut y el Ministerio de Salud.

Tanto jugadores como cuerpo técnico se muestran con ansias de regresar a la competición, aunque no desconocen que será finalmente el Ministerio de Salud el que n avale o no el regreso del fútbol competitivo. 

Por su parte, Medford afirmó sentirse cómodo en cómo regresó el plantel en el plano físico, luego de que, por un mes, los trabajos físicos fueran de manera virtual. 

“Los muchachos están bastante bien, cumplieron con lo que se les pidió en la cuarentena, obviamente acá los trabajos son diferentes, en grupo y respetando el protocolo, pero volver a las canchas era lo que deseábamos”, mencionó el técnico brumoso.

Cartaginés marcha quinto en el torneo nacional con 22 puntos, los mismos que Jicaral pero los de la Península con mejor promedio de goles. Por esa razón se ubican un escaño más alto que los brumosos. Los de la Vieja Metrópoli deberán jugar ante Alajuelense cuando se reanude el certamen, en fecha aún sin definir.

Publicidad Aproveche la mejor conexión en Fibra Optica para su empresa con RACSA