Alvarado ratifica apuesta a obra pública para reactivar el país; medidas económicas se presentarán entre semana

Medidas para reactivar la economía se presentarán en los próximos días.
PublicidadDenuncie en el PANI

El presidente Carlos Alvarado ratificó en su discurso de este 4 de mayo que los grandes proyectos de obra pública son su apuesta para reactivar la economía del país, golpeada por la pandemia del coronavirus. 

Aunque el 23 de abril el mandatario anunció que este lunes presentaría una serie de pautas en el área económica que debía afrontar el país, hoy dijo que será el su equipo económico el que presente esas iniciativas, en el transcurso de esta semana. 

Alvarado, quien encara su tercer año de gobierno, tampoco hizo referencia a ninguna propuesta para enfrentar la crisis financiera de la Caja, hecho que evidenciado por el presidente del Congreso,  Eduardo Cruickshank. 

"Esta crisis también nos confirmó el enorme valor y la importancia estratégica que tiene la Caja Costarricense de Seguro Social para la gran mayoría de los costarricenses. Por eso, señor Presidente, respetuosamente demandamos de su Administración, una solución al problema de la deuda del Gobierno con dicha institución; tema fundamental del que no hizo referencia en su mensaje el día de hoy", dijo el diputado. 

VEA: Crisis financiera pone en jaque a la Caja Costarricense del Seguro Social

El mandatario, sí anunció el comienzo de una serie de grandes obras para los próximos meses. Entre ellas destaca el tren eléctrico metropolitano impulsado por la primera dama, Claudia Dobles y cuyo plan de financiamiento fue presentado este mismo lunes al Congreso.

Dicha obra requiere del visto bueno legislativo para un contrato de préstamo con el BCIE hasta por $550 millones e implicará una inversión extranjera por $1.000 millones al ser obra por concesión.

VEA: Gobierno presentó proyecto de tren eléctrico que tendrá 85 km de recorrido por 15 cantones

Le sigue la carretera San José-San Ramón por $23 millones, la ampliación del tramo Barranca-Limonal y La Angostura, en Puntarenas, con una inversión de $182 millones, así como los dos grandes pasos a desnivel en Taras y La Lima, por  $57,9 millones, para lo cual se requiere de la aprobación del préstamo del BID.

Habló también, sobre el paso a desnivel en la actual rotonda de La Bandera, así como las intervenciones  en los semáforos de Hatillo, obras que iniciarán en el segundo semestre del año. 

Rotonda de la Bandera. Foto Archivo
Rotonda de la Bandera. Foto Archivo

 

En su discurso Alvarado advirtió que enfrentaremos tiempos muy difíciles en los meses por venir.

“El Banco Central ha dicho que en vez de crecer este año un 2,5% de PIB como se esperaba, ahora por causa de la pandemia nuestra economía caerá 3,6% del PIB. Y Hacienda ha indicado que eso incrementará en un 2,4% nuestro déficit fiscal, lo cual equivale a un faltante adicional de más de  ¢701 mil millones”, aseveró.

El presidente también insistió en dar solución a la informalidad y facilitar el aseguramiento independiente, agilizar el Estado, recortar trámites y concluir la mejora regulatoria, así como innovar atrayendo inversión.

 

Tarea pendiente

 

“Impulsaremos que vengan al país jubilados de buenas credenciales a retirarse aquí para que traigan consigo inversión y divisas. Impulsaremos el cultivo del cáñamo para reactivar el sector productivo, con todas las garantías y seguridad del caso. Usaremos todo el prestigio derivado del país, en ciencias de la vida y turismo para despegar de nuevo en todas las regiones", detalló.

Alvarado dijo que el equipo económico del gobierno presentará el detalle de estas y otras iniciativas esta semana, las cuales incluirían contribuciones solidarias.

Para reducir el impacto fiscal de la pandemia propuso combinar la austeridad en el gasto público, seguir socando la faja con la generación de ingresos temporales, así como re direccionar ingresos que tenían otro destino. Y pidió al congreso aprobar 10 proyectos de ley, entre ellos, los empréstitos multilaterales.

 Su salario se reducirá desde este lunes en un 10%, acorde con la propuesta de contribución solidaria, detalló.

Antes de la recesión económica por el Covid-19, a marzo de 2020, el país logró el déficit fiscal primario más bajo de los últimos diez años, al ubicarse en solo 0,12% del Producto Interno Bruto (PIB).

Esto fue producto de una importante mejora en la recaudación tributaria, con 17,02% más respecto al mismo período de 2019.

Las exportaciones lograron en 2019 un récord histórico de $21 mil millones, más del doble que las registradas en 2009.

A la fecha, y debido a las crisis por la pandemia, según datos de la Asociación Bancaria Costarricense, la flexibilización de créditos ha cubierto 2,1 millones deoperaciones crediticias en beneficio de 1,3 millones de personas.  

 Estas readecuaciones también han cubierto 83.007 operaciones crediticias de empresas, un 86 por ciento, corresponden a pequeñas y medianas empresas.

Información actualizada a las 7:15 p.m..