"Cuando la familia ve a un enfermo de Covid-19 subirse en una ambulancia, es probable que no lo vean nunca más. El paciente lleva el protocolo distinto. En la misma cama en la que fallece, se le mete en doble bolsa, se cierra, y lo único que se le puede enseñar a la familia es la carita (dentro de la bolsa); se mete en el ataúd y se acabó la historia".

Quien lo narra es la Dra Karen Rodríguez, directora del hospital de Alajuela San Rafael de Alajuela y una de las médicos que le ha tocado lidiar con el coronavirus desde el minuto uno, cuando tocó suelo nacional.

"Es crudo y el díficil, pero no hay despedida, no hay cierre de ciclo, es bastante violento y abrupto perder a un familiar por Covid" añadió Rodríguez, en referencia a los estrictos protocolos establecidos por el Ministerio de Salud para el manejo de cadáveres de los fallecidos por Covid-19.

Al carecer de acompañamiento, de ritos religiosos y de la despedida del cuerpo, como tradicionalmente se hace cuando una persona muere, los familiares y allegados a las víctima no tienen más camino que aferrarse a la fortaleza. 

Para la Dra Rodríguez, la pérdida de una vida por esta enfermedad es tan trágica que "cada muerte en el país por este virus debe llevarnos a luto como sociedad".


 Dra. karen Rodrígue, Hospital de Alajuela

"Cada muerte en el país por este virus debe llevarnos a luto como sociedad"

"Esto lo están viviendo las familias que de verdad están sufriendo por tener a un familiar en una UCI, el no poder verlo, el tener que recibir noticias por teléfono; repito es muy duro tener una familiar en este momento en una UCI y no poder tener un acercamiento o poder tener un contacto mínino".

"Costa Rica a veces me da la impresión que no se siente aludida, por que no ven fosas comunes o porque Alajuela no está llenando contenedores de cuerpos", lamentó la doctora.

 

Ayuda extranjera 

Marta Vindas González, Coordinadora Nacional de Psicología de la CCSS, explicó que en escenario obligó a la institución a buscar asesoría en países como Francia o España donde ya llevan más camino recorrido en la epidemia para saber de primera mano, cómo afrontaron este distanciamiento familia-paciente. 

La experta menciona que la imposibilidad de despedirse, de abrazar o tocar, vuelve más difícil la muerte de un paciente. Sin embargo, para disminuir el impacto de la lejanía por el Covid-19, han establecido el uso de la tecnología. 

 Psicóloga Marta Vindas, CCSS"Al no permitir la enfermedad estar en contacto, tenemos que recurrir a la tecnología, se han utilizado tabletas, celulares o lo que se tenga a mano para trabajar. Esto fortalece a la persona, tanto al paciente como a sus familiares, ya que es importante y reforzante" detalla Vindas. 

    "La imposibilidad de despedirse, de abrazar o tocar, vuelve más difícil la  muerte de un paciente"

La psicóloga agrega que posterior a este lamentable hecho, los allegados al paciente deben buscar algún tipo de acompañamiento psicológico, pues las particularidades de una muerte de este tipo dejan secuelas. 

En la CCSS trabajan con este acompañamiento desde trabajo social y psicología. 

Por otro lado, especialistas en duelo o luto señalan que ante el dolor hay que reinventarse en tiempos de Covid-19, ya que las medidas de aislamiento y algunas prohibiciones también aplican para los fallecimientos por otras causas. 

Es decir, que estas difíciles situaciones deben afrontarse de una manera diferente, ya que el contacto físico, las reuniones de acompañamiento o ritos religiosos están suspendidos durante estos tiempos de crisis. 

"El reinventarse tiene que ver con gestos, expresiones, cartas, o algo digital, como generar una página de facebook en memoria de la persona, en donde el resto de acompañantes colocan fotos,  imágenes o mensajes para este grupo familiar",  detalló Javier Rojas, del Centro Nacional de Control del Dolor y Cuidados Paliativos. 

Añadió que, eventualmente cuando esta emergencia pase, puede  haber algún tipo de rituales, muy parecidos a los que se realizan tras un fallecimiento, pero en este momento la situación nos lo pide cambios. 

En Costa Rica han muerto 6 personas por este virus, mientras que fuera de las fronteras han muerto 7 costarricenses por Covid-19, aunado a esto, cada día hay nuevas defunciones por otro tipo de enfermedades. 

 

Publicidad Aproveche la mejor conexión en Fibra Optica para su empresa con RACSA