Limón se lleva el primer lugar en el penúltimo capítulo de La Sazón que nos Une antes de la eliminatoria

Este martes al ser las 9 pm, las cocinas del Instituto Nacional de Aprendizaje en Cartago se encendieron una vez más para dar pie a un nuevo capítulo del reality show de gastronomía de Costa Rica, La Sazón que nos Une. En esta ocasión, el reto de la noche fue presentado por Jaylín Rodríguez, la participante de San Carlos, Alajuela. Este consistía en la elaboración de un platillo inspirado en la Gallina Enjarrada de la Zona Norte del país, y no fue para nada un reto sencillo ni falto de tensión.

“La Gallina Enjarrada representa un gran reto para mis contrincantes, más a estas alturas de la competencia donde todos queremos puntuar”, aseguró Jaylín. “No solo por ser un platillo bastante grande y complejo de representar, sino porque además contiene varios aspectos a los que hay que prestar atención, como dureza de la carne, sabor, textura, tiempo de cocción y demás que les pueden jugar una mala pasada a los y las chefs a la hora de prepararla”.

Junto con la gallina y sus ingredientes, donde predomina al achiote, los y las demás 6 concursantes debían emplear al menos un ingrediente de la zona propuesto por el chef Jorge Víquez. Esta vez, se trató de naranja, plátano verde y tiquizque. Asimismo, al haber transcurrido la primera mitad de los 45 minutos de preparación, la presentadora Diana Vásquez anunció el ya esperado reto sorpresa, que consistía en distintas mieles tradicionales.

Así, la miel de carao, la miel de tapa de dulce y la miel de abeja fueron asignadas una a cada uno de los participantes. Quienes no incluyeran este ingrediente en su platillo final, serían penalizados por los jueces.

Sin embargo, esto no fue ningún reto para Marcela Gamboa, la chef de Limón, quien se logró llevar a casa los penúltimos 3 puntos de esta ronda inicial gracias a su Gallina Enjarrada en versión familiar, servida con tortillas palmeadas, plátanos verdes en miel y una ensalada verde muy fresca. Esto deja a Marcela empatada con Angie de San José en el segundo lugar de la tabla acumulada, lo cual es una muy buena noticia para ella, porque la próxima semana habrá una eliminatoria. Tres participantes dirán adiós al premio.

“Me siento muy orgullosa y feliz. Cociné con amor y enfoqué mi plato en la familia sentada a la mesa”, comentó Marcela. “Escuchar los consejos de los jueces me hizo crecer. Sin embargo, me mantengo con miedo. No quiero ser eliminada. Quiero estar entre los cuatro mejores lugares, aunque siempre lo he dicho y ya gané. Gané amigos y mucha experiencia”.

El segundo lugar de la noche fue también una sorpresa, pues Kendall Quesada de Heredia logró cautivar a los jueces con su Gallina Enjarrada. Kendall no ha tenido tanta suerte en la competencia. Sin embargo, su enfoque en destacar el plato principal, su buena sazón y un montaje lleno de movimiento fueron lo que lo hizo merecedor de dos puntos más, para mejorar sus posibilidades de evadir la eliminación.

Finalmente, el tercer lugar de la semana se fue para Nathalya de Puntarenas, quien se mantiene a apenas dos puntos del tan cotizado último puesto en la semifinal. En el reto anterior, Nathalya se mostró decepcionada con sus resultados. No obstante, en esta ocasión presentó su platillo con mucho orgullo y una gran sonrisa.

Sin embargo, no todo fueron buenas noticias. Carlos de Guanacaste, quien se mantiene en la cima de la tabla acumulada, recibió la peor puntuación de la noche. Aún así, eso no fue lo más difícil para el chef liberiano. Cuando el profesor Luis Umaña le comentó que a estas alturas de la competencia debían tomarse su labor en serio y no jugar Casita, Carlos estalló. “Yo renuncié a mi trabajo para venir a esta competencia. El sustento de mi familia está en juego. ¿Usted cree que yo vine aquí a jugar Casita?”, arremetió Carlos contra el jurado.

El chef Julio César Valdivia se mostró indignado con la falta de respeto de Carlos y le indicó que si lo hubiese tratado así en su propia cocina, lo habría expulsado de ella. “Esta es una profesión de mucha disciplina, pasión y sobre todo respeto. Yo no soy quién para menospreciar a nadie, más bien me haría muy feliz que al finalizar el programa se lleven algo aprendido”, agregó el chef peruano. “En mis cocinas se comparte el compañerismo, el error, el triunfo, pero sobre todo el respeto. Un abrazo para todos y sigan cocinando así de rico como lo hacen”.

La próxima semana, las tensiones subirán aún más, pues el reto de Guanacaste será el más complejo hasta ahora. Por otro lado, será la última oportunidad de tres de las y los participantes para acumular puntos o irse a casa.  El sétimo capítulo se estrenará el martes 21 de abril a las 9 p.m. por Trece Costa Rica Televisión, costaricamedios.cr y Facebook Live en las páginas de Trece Costa Rica Televisión y La Sazón que nos Une. Además, el sexto episodio y todos los subsiguientes tendrán repeticiones los días miércoles a las 2 p.m., sábado a las 4 p.m. y domingo a las 11 a.m.