• No realizar el Tour de Francia sería devastador para el mundo del ciclismo profesional

Después de la suspensión de grandes competencias de ciclismo a nivel mundial debido a la emergencia del Covid-19, el gremio de los pedales podría recibir otro gran golpe, específicamente a la más longeva de las grandes vueltas: El Tour de Francia.

Aunque el Tour de Francia sigue en pie, este lunes el presidente francés, Emmanuel Macron, aseguró que "no se podrán celebrar festivales o grandes espectáculos", al menos hasta mediados de julio y eso concierne al Tour de Francia. Esta competencia está calendarizada del 27 de junio al 19 de julio, por lo que el "plan b" podría ser el mes de agosto.

Según medios internacionales esto representa el peor de los golpes, ya que este tour es el pulmón económico del ciclismo profesional. Solo en premios a los ganadores de esta competencia se les entregan poco más de dos millones de euros, según lo reportado por la organización en el 2019.

Sin duda, esta cantidad es importante pero no tan sorprendente si se toman en cuenta las aportaciones económicas que hacen los patrocinadores de la vuelta gala. Por ejemplo, el Team Ineos donde corre el nacional Andrey Amador, ha dado a conocer que su presupuesto por temporada para pelear las grandes vueltas e importantes competencias ronda los 40 millones de dólares.

Los patrocinadores perderían mucho por la exposición televisiva y por Internet pero también por su famosa caravana, una feria publicitaria (de 31 marcas e instituciones en 2019), que pasa después del pelotón.

Jean-François Mignot, investigador y autor de "Historia del Tour de Francia", advierte que de no disputarse esta prueba "se abre la posibilidad a un hundimiento económico del sector". Según explica Mignot, "para muchos patrocinadores de los equipos, la razón de estar en el ciclismo es el Tour de Francia".

Giro de Italia sigue sin fecha programada. Otra de las grandes vueltas afectadas por el covid-19 es el Giro de Italia, que tenía fecha de inicio para el 9 de mayo. Esta fue pospuesta, pero aún no tiene fecha definida.

Reprogramar todas estas competencias no será tarea fácil, los monumentos del ciclismo como el Tour de Flandes, que se iba a realizar el pasado 5 de abril tampoco ha definido una fecha. Sin embargo, la Unión Ciclista Internacional (UCI), ha anunciado que los cuatro monumentos aplazados hasta el momento (Milán- San Remo, París – Roubaix, Tour de Flandes y Lieja- Bastoña- Lieja) y las tres vueltas tendrán prioridad a la hora de recalendarizar.

La tercera vuelta en importancia, la Vuelta a España, tiene la ventaja de ser la última programada: del 14 de agosto al 6 de setiembre. Por tanto, tiene más tiempo en la lucha contra el coronavirus.

En el caso de la Vuelta Internacional a Costa Rica, aún sigue en pie, pero en la Federación Costarricense de Ciclismo (FECOCI), están a la espera de que la pandemia del Covid-19 de tregua, para así pensar en la mejor manera de reorganizar competencias, principalmente las del ranking nacional.

Fuente: AFP

Publicidad Aproveche la mejor conexión en Fibra Optica para su empresa con RACSA