Donación, prestamos de equipos y voluntariado son algunos de los aportes de las empresas privadas durante estos tiempos de crisis por la pandemia del Covid-19.

Las diversas entidades han ayudado desde sus respectivos flancos de producción y han beneficiado a diferentes sectores. 

Por ejemplo, la cadena de restaurantes KFC hizo donaciones a distintas áreas de apoyo que están colaborando con la emergencia. Además de la ayuda su objetivo es motivarlos y darles mucho ánimo para que continúen en sus labores.

La empresa de comida rápida Taco Bell, también regalado comida preparada a diversas organizaciones. Este lunes el beneficio le llegó a la fundación Obras del Espíritu Santo.  

Por otro lado, Sardimar distribuyó 560 cajas -con un total de 26.880 latas de atún de 140 gramos cada una- para ayudar a comunidades y grupos de mayor vulnerabilidad.

“Sardimar quiere lo mejor para el mejor país. Por eso, facilitamos el trabajo de quienes cuidan a las personas y los grupos más vulnerables ante la propagación del coronavirus; queremos que tengan a mano una opción de alimento práctico, saludable y nutritivo. Nos mantendremos vigilantes de las necesidades de la CNE y de otras instancias para mantener nuestro apoyo”, comentó Magaly Chacón, gerente de mercadeo de Alimentos Prosalud.

El Banco de Alimentos, por su parte, decidió donar 13 toneladas de jabón en polvo al Ministerio de Justicia y Paz, para apoyar la limpieza de todo el sistema carcelario. Esta donación equivale a ¢16,2 millones.

"Estamos redoblando esfuerzos para que esta pandemia no afecte la entrega de donaciones a las organizaciones sociales y comunitarias que apoyamos. Además, hemos decidido unirnos a las entidades gubernamentales y apoyarles en lo que esté a nuestro alcance, pues estamos conscientes que este es un trabajo que se debe realizar en conjunto para lograr un resultado positivo” comentó Francia Linares, directora ejecutiva del Banco de Alimentos.

No solamente, empresas de alimentación han extendido su mano de solidaridad, por ejemplo, la Iglesia Evangélica Levites, donó diarios a personas necesitadas.

La Funeraria Valle de Paz, hizo compras a agricultores para ayudarles a colocar sus productos.

Por su parte, el Grupo DANISSA, que agrupa a la Nissan, Audi, Avis Rent a Car, SAISA y Seminuevos dará servicio preferencial a las flotas de ambulancias de la Cruz Roja, así como vehículos de la Caja Costarricense del Seguro Social, Ministerio de Salud, y entidades de gobierno que atienden esta emergencia.

Mientras, Avis Rent a Car, puso a disposición del Ministerio de Salud su flota, con la finalidad de solventar las necesidades de movilidad para la atención domiciliaria de adultos mayores, así como para la distribución de alimentos y medicinas.

“Tenemos muy claro que nuestro rol incluye a todos: colaboradores, clientes y cada área en la que podamos aportar nuestro granito de arena. Este es un momento de solidaridad y de encontrar maneras para salir adelante juntos y mas fortalecidos como Grupo Empresarial y como país”, señaló Ana Lucrecia Vargas, directora de Mercadeo de Grupo DANISSA.

A los esfuerzos de grandes empresas se unen pequeños empresarios, como es el caso de TULECR que donó jabones artesanales al hogar de ancianos, Carlos María Ulloa.

Por otro lado, la sociedad civil tampoco se queda atrás. El comunicador de puntarenense, Christian Campos dio a conocer que mediante una campaña gestionada por la psicóloga, Sianny Jimenez, y el pediatra, Rainier Chaves,  lograron recoger dinero para llevar alimetos a 40 familias de bajos recursos en esa provincia. 

La recolecta se hizo por medio de Facebook, cada persona donó 5.120 colones.

Redacción: Melissa Valerio

Publicidad Aproveche la mejor conexión en Fibra Optica para su empresa con RACSA