Familias que ya estaban en la pobreza, personas en situación de calle o con alguna discapacidad, gente que vive en asentamientos informales, mujeres, menores de edad y población indígena están en la lista de costarricenses particularmente vulnerables a la pandemia del COVID 19.

El Poder Ejecutivo anunció hoy las medidas que tomará para darle protección a las personas en situación de vulnerabilidad, que van desde entregar un subsidio por desempleo, realizar campañas informativas , habilitar líneas telefónicas para atención especializada, llevar comida y equipo de aseo a las casas y trasladar a albergues a personas sin hogar, en especial adultos mayores.

Según el ministro de Desarrollo Humano, José Luis Bermúdez, muchas de esas medidas ya están en proceso o se realizaban desde antes de la emergencia, pero en el caso del apoyo económico debe esperar la aprobación del presupuesto extraordinario que esta semana discutirán en el Congreso.

Ese aporte iría dirigido a 375 mil familias.

Bermúdez anunció 56 medidas para apoyar a la gente durante la emergencia y la coordinación de 17 instituciones para identificar a las personas afectadas. Dos de esas instituciones involucradas son el PANI y el INAMU.

La Caja y el Ministerio de Trabajo se encargarán de identificar a las personas con cambio en su situación laboral para remitirlas al IMAS, el cual será el encargado de administrar los 225 mil millones  de colones del Presupuesto Extraordinario que las y los diputados deberían aprobar esta semana.

Redacción: César Barrantes.

Publicidad Aproveche la mejor conexión en Fibra Optica para su empresa con RACSA