Las personas empleadoras que deban cerrar sus establecimientos por la situación del país a causa del nuevo coronavirus COVID-19, no podrán rebajar los salarios de las personas trabajadoras durante el tiempo de este cierre.

Según el Ministerio de Trabajo, solo podrán interrumpir el pago de salarios aquellos empleadores que reciban el aval de la Inspección del trabajo tras presentar, ante esta instancia, una solicitud de suspensión temporal de los contratos de trabajo.

Según lo establece el Código de Trabajo en el artículo 74, inciso b, una de las causas para la solicitud de la suspensión temporal de los contratos de trabajo es “la fuerza mayor o caso fortuito, cuando traiga como consecuencia necesaria, inmediata o directa, la suspensión del trabajo”.

La cartera hace un llamado, tanto a los patronos como a los asalariados, a valorar otras opciones como tomar o adelantar las vacaciones antes de la suspensión del contrato.

Publicidad Aproveche la mejor conexión en Fibra Optica para su empresa con RACSA