Acueductos y Alcantarillados (AyA) deberá rebajar las tarifas de los usuarios afectados con los racionamientos de agua superiores a las 8 horas diarias y que se prolonguen por 20 o más días al mes.

Así lo ordenó la Autoridad Reguladora de los Servicios Públicos (Aresep), luego de constatar incumplimientos en el suministro del líquido en varias zonas del país. 

De acuerdo con el ente regulador solo en el  Área Metropolitana, la afectación por la falta de agua alcanza unos 100 mil hogares, lo que implica una disminución tarifaria de aproximadamente ¢200 millones mensuales.

Las comunidades con mayores problemas por la distribución del líquido  se concentran en la región sur del valle central, específicamente en: Alajuelita, Desamparados, Hatillo, y otras zonas del sur de la capital; además de Curridabat, Escazú, Goicoechea, La Unión, Montes de Oca, Mora y Moravia, San Pablo, Santa Ana y Tibás.

La Aresep recordó que según la normativa vigente si la prestación del servicio no cumple los parámetros establecidos, el prestador del servicio no podrá cobrar la tarifa de cargo fijo, actualmente establecida en ¢2 000.

 Mediante visitas de inspección, la Aresep corroboró el incumplimiento por parte del AyA en los horarios de distribución de agua potable mediante camiones cisterna.

“Particularmente se verificó este incumplimiento en zonas de alta densidad de población como es el caso de la localidad Pedrito Monge, en Desamparados”, informó el órgano regulador. 

Redacción: Mercedes Agüero R, Jefa de Información.

Publicidad Aproveche la mejor conexión en Fibra Optica para su empresa con RACSA