El Gobierno anunció medidas económicas en 5 áreas para contrarrestar los efectos o minimizar el impacto por el COVID-19.

La pretensión principal es proteger los empleos y las empresas, pequeñas, medianas o grandes.

Propuestas

Cargas sociales:

El lunes el presidente Carlos Alvarado sostendrá una reunión con la junta directiva de la CCSS para que en el marco de su autonomía, se establezcan medidas para que las cargas sociales se hagan proporcionales al tiempo efectivamente laborado.

Además, se solicitará considerar el pago diferido de cargas sociales. Ambas acciones se aplicarían para aquellas empresas que mantengan su planilla, de tal forma que se proteja el empleo.

Crédito y tasas de interés:

El Banco Central y el Consejo Nacional de Supervisión del Sistema Financiero (CONASSIF), valorarán acciones tendientes a mejorar las condiciones crediticias para los hogares y empresas costarricenses, que comprendería:

– La posibilidad de un estímulo monetario adicional para seguir empujando a la baja las tasas de interés.

– El CONASSIF considerará ajustes temporales para la readecuación de créditos, de forma tal que los bancos puedan reducir las cuotas de los préstamos de sus deudores.

– Esa misma institución también valorará la reducción temporal de provisiones contracíclicas, para permitir una mayor ampliación del crédito en esta coyuntura.

– Se instruirá a los bancos comerciales del estado para que readecúen los créditos de deudores, incluyendo una posible moratoria en el pago del principal y/o los intereses por tres meses prorrogables, en particular para los sectores más afectados.

 Impuestos:

El Ministerio de Hacienda presentará un proyecto de ley para autorizar una moratoria tributaria; es decir una posposición en el pago de los impuestos de renta, IVA y aranceles de aduanas de las empresas y PYMES por un periodo de tres meses a partir de la entrada en vigencia de la ley.

Los montos de los impuestos correspondientes a ese periodo tendrán que ser cancelados por los contribuyentes antes del 31 de diciembre, sin intereses ni multas.

Dependiendo del impacto de la pandemia sobre la economía, la ley autorizaría al Presidente de la República a extender la moratoria una sola vez por un mes. La medida no exime a los contribuyentes de ninguna otra obligación tributaria.

Seguros:

El Instituto Nacional de Seguros (INS) propondrá a la Superintendencia de Seguros varias acciones:

– Una tarifa preferencial por concepto del seguro de riesgos del trabajo para empresas de menos de 30 trabajadores. El monto a pagar, como proporción de la prima completa, se aplicaría de la siguiente forma: 40% el año 1,60% el año 2 y 75% a partir del año 3.

– Una nueva definición para que la siniestralidad por riesgos del trabajo que pueda derivarse del COVID-19, no se achaque a empresas individualmente consideradas, sino a toda la línea.

– Un nuevo producto para contribuir a que el sector turismo pueda hacer frente a las contingencias ocasionadas por el COVID-19, que se trataría de un seguro de cuarentena para los turistas que vengan al país.

Según la ministra de turismo, Maria Amalia Revelo, se han dado cancelaciones entre un 20-15% en viajes y hoteles para abril, mayo y junio.

Publicidad Aproveche la mejor conexión en Fibra Optica para su empresa con RACSA