Según datos del Observatorio de Violencia de Género Contra las Mujeres y Acceso a la Justicia del Poder Judicial, de las 64 mujeres que murieron en el 2018 por homicidio, 26 fueron femicidios; mientras que en el 2019 la cifra alcanzó 13 mujeres muertas a manos de sus compañeros sentimentales.

Cambiar la cultura para erradicar los femicidios, es el principal objetivo para combatir este flagelo que afecta a las mujeres.

Adina castro, de violencia de género del INAMU recordó que antes del femicidio se presenta la amenaza de muerte, alertas y señales que trascienden la esfera privada y anuncian un final sangriento.

El artículo 21, de la ley de penalización de violencia contra las mujeres, señala sobre "la muerte de una mujer que mantenga una relación de matrimonio, unión de hecho declarada o no con su perpetrador".

Entretanto, la Convención Internacional de Belém Do Pará, dice que “el femicidio es la forma extrema, mortal, de la violencia contra las mujeres de todas las edades; cuando la violencia contra las mujeres mata; cuando el factor de riesgo es ser mujer”.

El feminicidio es la cúspide de la violencia contra las mujeres. Para llegar a tal desenlace, la agresión sube peldaños de intensidad, dejando a su paso una estela de sufrimiento y dolor.

Redacción: Kattia Meneses.

Publicidad Aproveche la mejor conexión en Fibra Optica para su empresa con RACSA