Australia vive una situación catastrófica, con la elevada cantidad de incendios que están ardiendo en el sureste del país. Los bomberos han contabilizado alrededor de 200 incendios activos, lo que, genera una crisis.

Las temperaturas máximas alcanzan los 50 grados Celsius y el verano apenas está iniciando en la zona.

Para amortiguar el fuego, alrededor de 2.700 bomberos han estado trabajando en la misión, de los cuales, tres murieron. 

A pesar de que las autoridades vieron una luz el sábado con la disminución de casi 20 grados en las temperaturas y la presencia de fuertes vientos, no fue suficiente para calmar la situación. Por lo contrario, se tuvo que dar alerta a nivel de emergencia por los hechos.  

En la última semana de diciembre había 23 personas y más de 500 millones de animales fallecidos. La verdadera crisis inició la última semana de diciembre, pero desde septiembre, se han quemado más de 6 hectáreas.

Algunos vecinos de Edén, uno de los pueblos más afectados, mencionaron que tuvieron que buscar refugio en estructuras sólidas debido a la rápida propagación de las llamas que pintaron el cielo de un rojo oscuro. 

En diciembre, el humo en Sydney era tan malo que la calidad del aire superaba 11 veces el nivel “peligroso”.

El primer ministro de Australia, Scott Morrison, anunció el lunes un fondo de US$ 1.390 millones para ayudar a reconstruir las comunidades afectadas por los incendios.

Redacción: Paula Bogantes, periodista practicante

Publicidad Currículo Electoral - Conozca los candidatos a la Presidencia de Costa Rica
www.youjizz.center
http://pornxvideos247.com
https://sexvids.porn/