La contaminación de gases de efecto invernadero aumenta año tras año, lo que provocó que actualmente se deba reducir un 7,6% de estos gases por año entre el 2020 y el 2030, según lo indicó el informe anual sobre la Brecha de Emisiones de la ONU.

Si se logra esto, el mundo podría pensar en la posibilidad de frenar el calentamiento global. Sin embargo, un aspecto adverso podría significar un impacto negativo y de alto alcance para el entorno humano.

Así mismo, si se continúa con la huella contaminante, las temperaturas aumentarán 3,2 grados Centígrados.

“En los últimos diez años el Informe sobre la Brecha de Emisiones ha hecho sonar las alarmas. Y en esos diez años el mundo sólo ha aumentado sus emisiones", dijo el Secretario General de la ONU, António Guterres.

"Nunca ha habido un momento más importante para escuchar a la ciencia. Si no prestamos atención a estas advertencias y no tomamos medidas drásticas para revertir las emisiones, continuaremos presenciando olas de calor, tormentas y contaminaciones mortales y catastróficas", añadió.

Entre los principales causantes de los gases invernaderos se encuentran los países del primer mundo, las potencias económicas que pertenecen al grupo G20. Pero únicamente 5 de 20 países han implementado objetivos de cero gases según un reporte realizado por la ONU.

En el Acuerdo de Paris estos países se comprometieron a impulsar una huella verde en sus naciones, sin embargo, no se están implementando ni a la velocidad ni a la escala requerida.

La directora ejecutiva de la UNEP, autoridad ambiental líder del mundo, Inger Andersen, dijo que debido al fracaso colectivo para actuar a tiempo y de forma contundente contra el cambio climático, ahora se debe realizar reducciones más drásticas de las emisiones: más de 7% cada año durante la próxima década.  

Entre las principales consecuencias en Costa Rica debido al calentamiento global es la pérdida de grandes cantidades de bosque de especies páramo, lo cual, significaría una disminución de la población de las abejas polinizadoras Apis Mellifera, mencionó Paola Solera, bióloga de la Escuela de Biología del TEC.

Redacción: periodista practicante Paula Bogantes.

Publicidad Aproveche la mejor conexión en Fibra Optica para su empresa con RACSA