El 70% de créditos en dólares están en manos de personas que perciben su salario en colones.