Con constantes erupciones de gases y cenizas, sin embargo los expertos aseguran que es parte de la actividad normal del coloso