El atraso en el informe del expresidente Luis Guillermo Solis sobre el caso del cementazo quedaría en manos del ministerio público.

Así lo afirmaron los diputados integrantes de la comisión legislativa que analizan este tema.

El diputado independiente Harllan Hoepelman agregó que pedirán a la procuraduría reabrir el caso, para que se les permita hacer las apelaciones.

Recordemos que el pasado 26 de abril, la Procuraduría comunicó al Directorio legislativo que no existen suficientes elementos de prueba para determinar que Solís presionó para que se desalmacenara rápido un cargamento de 22.000 toneladas de cemento que importó la empresa Sinocem, de Juan Carlos Bolaños.

Publicidad Aproveche la mejor conexión en Fibra Optica para su empresa con RACSA